Andrea González Mesén.8 marzo

Al vestir procuramos resaltar nuestros atributos. Sin importar la talla, cada mujer tiene un estilo y marca personal, y para explotarlas de la mejor manera es que les dejamos algunos consejos para quienes visten talla plus.

Fuera el temor a probarse varias tallas. Busque hasta encontrar la correcta. No se niegue a la posibilidad de entrar una prenda que le quede fabulosa, la haga sentir cómoda y bella. Aléjese de la idea de las tallas pequeñas. Todas cambiamos con los años.

Una prenda ajustada es distinto a una apretada. Elija piezas que le queden al cuerpo, nunca apretadas demasiado holgadas. La blusa no debe apretar el brazo, jalar en la axila o los botones abrirse (ni levemente) al sentarse. Tampoco deben quedar muy flojas en las áreas que quiera disimular, ya que obtiene el efecto contrario del que busca: puede que se vea más ancha de lo que realmente es.

No descarte la opción de que un sastre o costurera le haga una pinza en el lugar donde le beneficie. No todas las tallas o estilos se ajustan a la medida.

 Moda Plus Size para revista Perfil edición 692. Modelo Alexandra Forero. Foto Adrián Soto.
Moda Plus Size para revista Perfil edición 692. Modelo Alexandra Forero. Foto Adrián Soto.

El color no es su enemigo. El negro es fantástico: estiliza, adelgaza y nos hace ver muy elegantes. Sin embargo, no es la única opción. Elija las telas, el corte y el tono adecuado según su personalidad.

Es cuestión de probar y de asesorarse bien y saber cual paleta es la que mejor le favorece por tono de piel, cabello, color de ojos y estilo de vida. Si no esta tan segura de como y donde agregar color a un atuendo inicie con los accesorios: carteras, aretes, collares, pulseras zapatos.

Sí a los estampados. Si se saben usan aportan estilo y elegancia; es cuestión de que sean del tamaño y color correcto. Búsquelos en telas que tenga caída y corte. Las opciones validas son rayas verticales o diagonales estratégicamente colocadas. Entre mas fina la raya, mejor. Otra alternativa es el animal print. No se exceda.

El punto donde llega el pantalón es importante. Evite aquellos que la hagan verse pequeñas o los que son muy largos.

La ropa interior no debe subestimarse. Un brasier demasiado grande no dará el soporte adecuado, y uno muy pequeño deslucirá el atuendo, aparte de incomodarnos. Prefiera calzones que le cubran la parte del vientre y no le marquen en los glúteos, de manera que no se note a través de la ropa. Actualmente existen las prendas de moldeo.

Las telas deben tener una buena caída para que se ajusten a las curvas en los lugares correctos, y no se nos arruguen o se acumulen en ciertos puntos.

Un blazer o saco que le quede a la medida la estiliza. Fíjese que los hombros queden justos y que la manga no le quede demasiado larga o demasiado corta. Debe poder cerrarlo cómodamente, y en la espalda debe quedar justo pero no apretado. La fórmula ganadora es un blazer oscuro con camisa o blusa clara, pero también se vale blazer en color atrevido con un pantalón y top de color oscuro.

Fuente: Lucía Casas de Lavender Boutique (tel.: 4701-7230).