.16 noviembre, 2017

Si es una persona organizada que tiene incorporado el hábito del ahorro, de seguro tendrá suficiente para enfrentar imprevistos. ¿Ha pensado en convertirse en inversionista? Acá le contamos cómo puede sacarle el mejor provecho a sus ingresos con los Certificados de Depósito a Plazo, conocidos como CDPs.

¿Qué es un CDP? Es un depósito de un monto de dinero que se hace por un plazo determinado, sobre el cual se reciben intereses desde la fecha inicial del depósito.

Se trata de una alternativa para las personas que buscan un rendimiento alto. El dinero debe permanecer sin movimiento por un tiempo definido; es decir, no se puede disponer de él. Las ganancias pueden ser capitalizables, en tal caso se entrega el dinero al terminar el plazo; o bien, se puede entregar mensualmente.

El ahorro como el camino hacia la inversión

A diferencia del ahorro programado en un CDP el dinero no se puede deducir de una cuenta principal, más bien se deposita un monto total por un periodo definido.

Eso sí, los CDPs son una excelente alternativa para invertir los ahorros programados. Por ejemplo, una vez terminado el plazo del ahorro programado usted podría utilizar una parte para comprar un certificado que le va a generar mejores rendimientos.

Cinthya Morera, directora de BN Mujer, explica que normalmente el certificado se da a partir de los ¢50.000. Además, recalca que el principal beneficio de los CDP’s es tener un mejor rendimiento del dinero, pero se debe tener claro que se puede disponer del efectivo hasta vencido el plazo.

Eso sí, Morera explica que el vencimiento lo decide quien invierte, y existen opciones desde un mes hasta cinco años. El certificado puede ser en colones, dólares o euros.

Con los certificados de depósito a plazo el dinero genera un rendimiento más alto que el ahorro a la vista, por lo que resulta muy atractivo si se dispone de un monto que no necesita utilizar en el corto plazo. Por ejemplo, usted quiere ahorrar parte de su aguinaldo para utilizarlo en los gastos de entrada a clases: no se limite a dejarlo en la cuenta de ahorros, invierta ese monto en un CDP a uno o dos meses plazo. De esta manera le podrá ganar un rendimiento mayor.

Otras ventajas
  • Son títulos negociables en la Bolsa Nacional de Valores, a través de BN Valores Puesto de Bolsa. 
  • Se pueden utilizar como garantía para créditos. 
  • Tienen la opción de custodia en forma electrónica, lo que le exime de portar el “título valor”. 
  • Puede nombrar beneficiarios. 
  • No existe límite en cuanto a los montos y cantidad de certificados.

Milena Montero ha encontrado en los CDP’s una fuente de confianza y motor para sus planes a futuro, como nos lo cuenta en el siguiente video: