Mónica Morales.5 noviembre

Todo debe encajar en el vestido: los gusto, el presupuesto, las tendencias de moda y, por supuesto, el cuerpo de la novia. Ella se debe sentir segura, cómoda y espectacular con el traje que va a lucir.

Es por esto que le traemos consejos para que elija el vestido según su tipo de cuerpo. El primer paso es conocerse y saber qué aspectos de su cuerpo desea resaltar.

Para determinar nuestro tipo de cuerpo, debemos colocarnos al frente de un espejo y mirar si nuestra cadera y hombros están en la misma proporción o no, se puede colocar una regla en vertical para conocer nuestra proporción, si ésta al colocarla se abre más en la cadera o en los hombros, podremos determinar nuestro tipo de cuerpo.

Triángulo

Las mujeres con el cuerpo tipo triángulo tienen las caderas y muslos rellenos, cintura definida, hombros caídos y más estrechos que las caderas y la mitad superior es más pequeña en proporción al resto del cuerpo.

Se recomiendan los trajes con cortes diagonales a aquellas mujeres que deseen disminuir sus caderas. Estos deben ir desde el busto hasta el muslo, para alargar la figura y crear una visión óptica más estilizada del cuerpo, al tiempo que da la impresión de menos abdomen.

El escote halter, que se sujeta detrás del cuello, es perfecto para quienes tengan poco busto. También se pueden buscar vestidos que tengan frunces o pedrería en el área del busto para mejorar ópticamente esta área.

  • Se recomienda vestidos de corte línea A.
  • Busque detalles en la cintura como drapeados o plisados. 
  • Prefiera materiales más ligeros en la parte superior.
  • En la parte inferior elija tejidos con más peso y estructura.
Triángulo invertido

Son aquellas mujeres con hombros rectos, poca definición en la cintura, caderas y glúteos lisos, mitad inferior más pequeña que la superior.

Los hombros delgados son perfectos para utilizar trajes con tirantes. Las más bajas y delgadas pueden acudir a los cortes imperio para verse mucho más estilizadas. Mientras que pequeñas y gruesas deben preferir la línea A o vestidos en diagonal.

  • Se recomiendan vestidos de líneas rectas.
  • Todo el volumen se debe centrar en la parte inferior.
  • El escote predilecto es el strapless.
  • Debe haber mínimo detalle en los hombros.
  • Se recomiendan las sedas, satín y telas arrugadas, estas deben ser firmes y con estructura para la parte inferior.
Reloj de arena

Estas son las mujeres que tienen busto y cintura definida, glúteos pequeños y caderas estrechas. Si desean enfatizar las caderas deben buscar vestidos plisados y con algún detalle en el costado.

  • Puede utilizar cualquier tipo de vestido.
  • Se recomiendan los trajes entallados o con detalles en la cintura. 
  • Prefiera telas ligeras y con poca textura como: sedas o chifón, nada muy estructurado.
Rectángulo

Este tipo de cuerpo se caracteriza por tener los hombros rectos, caderas y glúteos lisos, cintura poco definida, tórax recto y acumulación de grasa en el centro del cuerpo.

Si lo que se desea es crear curvas, busque vestidos con detalles en el busto y la cadera para enfatizar estas zonas.

  • Se recomiendan los vestidos cruzados.
  • Los detalles se deben colocar en el área de la cadera para alargar la silueta.
  • Evitar los detalles en la cintura.
  • Evitar las telas muy vaporosas.
Óvalo

Son aquellas novias que tienen los hombros redondeados, espalda y zona central rellenita, y glúteos lisos.

Los hombros delgados son perfectos para utilizar trajes con tirantes. Las más bajas y delgadas pueden acudir a los cortes imperio para verse mucho más estilizadas. Mientras que pequeñas y gruesas deben preferir la línea A o vestidos en diagonal.

  • Los vestidos que se recomiendan son los de corte imperio y escote corazón. 
  • Lo ideal es que sean de tirantes con líneas muy rectas y suaves para evitar volúmenes innecesarios. 
  • Las telas deben ser suaves y amoldables que no se ciñan al cuerpo. 
  • Debe evitar cualquier detalle en el área del abdomen.