Andrea González Mesén.2 noviembre
Lote

Si los novios optan por comprar el terreno, lo primero que se les recomienda es no dejarse llevar ni por la moda ni por el precio, sino pensar en si ese lugar es favorable para el desarrollo de la vida de ambos y de los hijos, si es que forman parte de sus planes.

No obstante, las valoraciones personales no son las únicas por considerar. También están los aspectos técnicos, los cuales se concentran básicamente en la potencialidad del lote para ser desarrollado e incluyen aspectos como: topografía, sobre nivel, facilidad constructiva, factibilidad del suelo para construir, forma y área de lote, retiro de afluentes hídricos, cercanía a zonas de deslizamientos, contar con servicios públicos y ubicarse en zonas de desarrollo habitacional.

Luego, se podrá iniciar la búsqueda del lote. Este proceso requiere tiempo para visitar los lugares con potencial.

Una vez seleccionado uno o varios terrenos se recomienda que los interesados contraten los servicios de un profesional que los guíe y asesore en aspectos técnicos, como la estabilidad del terreno y la confección de un avalúo, a fin de establecer el valor razonable de la propiedad.

Si la compra se hará con un préstamo, la misma entidad se encargará posiblemente de realizar el avalúo, para cerciorarse de que el precio del terreno sea el correcto.

Construir la casa

Este es el sueño de la mayoría. Si bien requiere más tiempo, será diseñada de acuerdo con las necesidades de ambos y con los detalles arquitectónicos de su elección.

Para hacerlo realidad, primero se debe elaborar un presupuesto de la obra. Este detalle de costos debe ser preparado por un especialista en construcción; en general, un 35% se gasta en mano de obra, entre el 20% y 25% para obra gris y el restante 40% se destina a los acabados.

Lo siguiente será elegir al arquitecto y firmar un contrato de trabajo y responsabilidad, que establece precio, forma de pago, plazos, imprevistos, garantías, sistema constructivo y acabados.

El diseño de la vivienda queda en manos del arquitecto, pero la pareja es su principal fuente de inspiración; en cuanto a estilos, detalles y necesidades.

Lista para habitar

Ya sea en condominio, residencial o en zona pública, esta es la manera más rápida de adquirir una casa. Una de las grandes ventajas es que las preocupaciones de la construcción no deben ser asumidas por la pareja.

Siempre se deben tomar en cuenta los aspectos financieros y las valoraciones de la construcción por parte de un profesional, especialmente en las viviendas usadas y en las que poseen más de cinco años.

Para este tipo de compra, es válido contratar un avalúo de un profesional. Si el profesional reporta un valor inferior al cobrado por el dueño, se puede optar por renegociar el precio.

En el caso de las casas nuevas y que son construidas por un desarrollador inmobiliario o inversionista, lo primero es consultarle con cuál banco está trabajando, si ya las casas fueron precalificadas por ese ente y cuál es el valor que les fue asignado.

Según los expertos en la compra de una casa nueva, el constructor debe garantizar que la propiedad no posee vicios ocultos o errores de construcción, de lo contrario, si estos son localizados, él tendrá que hacerse responsable de los daños.

Consulte por detalles como cuotas de mantenimiento o letras pequeñas en el uso de los espacios comunes.

Hogar para el matrimonio
Hogar para el matrimonio
Compre alquilando

La lista de requisitos, los trámites, las primas… puede resultar mucho para quienes desean comprar su propia casa, pero deben pagar un alquiler. Ante esta situación diversos proyectos inmobiliarios desarrollaron opciones de alquiler con opción de compra.

Las cuotas de alquiler se descontarán del monto final de compra. Un proyecto que está trabajando bajo esta modalidad es el grupo de Fomento Urbano e Inmobiliaria ConstruReal.

El contrario incluye lo mismo que un contrato de alquiler normal. A este se le suma los detalles de la opción de compra, el precio final y las condiciones, las cuales no podrán ser modificadas durante el periodo de alquiler.

Fuentes: Sistema Financiero de MUCAP, Unión Panamericana de Asociaciones de Valuación (UPAV), Instituto Costarricense de Valuación (ICOVAL), Cámara Costarricense de Corredores de Bienes Raíces (CCCBR), Fomento Urbano, Inmobiliaria ConstruReal.