Mónica Morales.6 octubre

La fiesta termina, los invitados se van, el tiempo pasa y lo único que queda de la boda es el amor y los recuerdos. Por eso, es fundamental capturar en imágenes los momentos más gratos de la unión.

Según el fotógrafo de bodas Cristopher Chaves, la esencia de la fotografía siempre ha sido captar el momento correcto. Posiblemente usted se pregunte si realmente vale la pena gastar un rubro de su presupuesto contratando a un profesional o si mejor se la juega con los selfies de sus invitados y la cámara de su teléfono celular.

Ni lo dude: contratar a un profesional es la mejor opción. Primero, usted no tendrá tiempo para andar tomando fotos y posiblemente sus invitados tampoco, la idea es que se dediquen plenamente a disfrutar.

Además, un fotógrafo profesional domina aspectos como luz, exposición, composición, distancia focal, enfoque... y otros factores que son desconocidos por muchos de nosotros y que además, la cámara del celular no tiene.

A esto, debemos sumarle la experiencia, la guía en cuando a modelar para la cámara y la edición fotográfica que se realiza luego para resaltar lo mejor de cada imagen.

Foto cortesía de Cristopher Chaves de The Treehouse Photography (www.thetreehousephoto.com)
Foto cortesía de Cristopher Chaves de The Treehouse Photography (www.thetreehousephoto.com)

Es decir: sí, tiene que haber un rubro en su presupuesto para la fotografía. ¿Pero cuánto? El costo puede variar mucho entre un proveedor y otro, según sean los paquetes o la experiencia. El promedio ronda entre los $1000 y $1400.

Los paquetes de boda suelen cobrarse por cantidad de horas trabajadas. Además, se valoran aspectos como cuántas fotografía finales se entregan, cuántas impresiones se realizan o si va un segundo fotógrafo (que captura detalles adicionales o asiste al fotógrafo principal).

Se recomienda que la pareja empiece en la búsqueda de fotógrafo con al menos un año de antelación, y que se contrate al profesional de su elección entre 6 y 9 meses antes de la boda.

Elegir al mejor

Entre tanta opción, elegir al fotógrafo es una tarea para tomar en serio. Lo primero que deben hacer es buscar los portafolios (muestras del trabajo) de diferentes profesionales –las redes sociales les facilitarán mucho este trabajo–. Al ver las fotos pueden determinar si el estilo les gusta y es lo que quieren para retratar su boda.

Además es importante analizar la calidad del servicio al cliente que brinda, y la personalidad del fotógrafo (debe hacer buena química con la pareja, para que se sientan cómodos durante las sesiones de fotos).

Al contactarlo, estas son las preguntas básicas que debe realizar:

  • ¿Cuáles son los precios de los paquetes?
  • ¿Hay costos adicionales si la boda es fuera del Gran Área Metropolitana? 
  • ¿Los precios incluyen un segundo fotógrafo o eso tiene un costo adicional?
  • ¿Qué elementos adicionales ofrece como álbumes, fotografías impresas, etc.?
  • ¿Cuánto es el monto del adelanto para reservar la fecha?
  • ¿Con cuánto tiempo de antelación se debe pagar el monto de reserva?
  • ¿Cuándo se paga el resto del trabajo?
  • ¿Cuáles son los métodos de pago?
  • ¿Si realiza una reunión previa para ver detalles?
  • ¿En qué momento entrega el contrato?
  • ¿En cuánto tiempo entrega el trabajo final?
  • En caso de un inconveniente de fuerza mayor y no poder asistir, ¿cuenta con un “back-up” que garantice el trabajo a realizar?
Foto cortesía de Cristopher Chaves de The Tree House Photography (www.thetreehousephoto.com)
Foto cortesía de Cristopher Chaves de The Tree House Photography (www.thetreehousephoto.com)
Tendencias en fotografía

Según Cristopher Chaves, la tendencia fotográfica siempre va a cambiar de acuerdo al estilo del cada fotógrafo, sin embargo, lo que está más de moda para el 2018 y 2019 son las bodas al exterior y colores cálidos.

Además, las tendencias de moda influyen en la imágenes, como el uso de sombreros, mangas de campana en los vestidos de boda y colores distintos al blanco, como por ejemplo, el palo rosa.

Foto cortesía de Cristopher Chaves de The Treehouse Photography (www.thetreehousephoto.com)
Foto cortesía de Cristopher Chaves de The Treehouse Photography (www.thetreehousephoto.com)

En cuanto a la sesión de compromiso, ahora se utiliza más una sesión de pareja, donde no necesariamente el centro de atención será el anillo, sino la pareja en sí. Suele basarse en cómo es la dinámica de la pareja en su vida real, captar momentos auténticos fuera del estres que pueda causar la boda.

Y, el propio día de la boda, hay imágenes con son un clásico imperdible: el beso en la ceremonia, el primer baile y todos aquellos momentos que nos hagan suspirar.

Fuente: Cristopher Chaves, fotógrafo de The Treehouse Photography (Tel.: +506 8561-0302 / Instagram @thetreehousephoto y Facebook TheTreehousePhotography).