Mónica Morales.16 octubre

La planificación de la boda suele relacionarse con mucho estrés, pero no siempre tiene que ser así. Hay que mirarlo como un evento para disfrutar desde que se están organizando los detalles. Escoger las invitaciones y hacer la prueba del pastel es algo que la pareja solo vive una vez. ¡Disfrútenlo!

Lo primero es tener claro qué es lo que se quiere: ¿cuál será el estilo de la boda?, ¿tendrá una temática?, ¿playa, ciudad o montaña?, ¿ya tiene la fecha?, ¿por la iglesia o civil? Responder a estas preguntas es básico para iniciar la planeación a partir de una idea concreta.

Lo que sigue es fijar la fecha y definir el momento del día (por la mañana, la tarde o la noche). Para definir esos detalles es fundamental tener en cuenta el presupuesto, la disponibilidad los novios en esa fecha y el clima –para evitar hacer una boda al aire libre en época lluviosa–.

Una vez decidido lo básico, siga con nosotras en esta guía de detalles y arme la boda a su medida:

Definir los invitados

Realizar la lista de invitados es una de las tarea más complejas. La decisión depende del deseo de la pareja y de las limitaciones económicas y del lugar donde se efectuará el evento.

Es fundamental conocer la cantidad de invitados para empezar con las cotizaciones de lugares, comida y servicios.

Elegir el lugar

Foto: Shutterstock.com
Foto: Shutterstock.com

Una tendencia es hacer una pequeña recepción en algún restaurante. Muchos de estos sitios permiten que ustedes hagan la decoración según sus gustos e incluso, en el mismo lugar le pueden decorar una sala privada. Por supuesto, siguen de moda las fiestas al aire libre y las bodas en la playa.

Trámites legales

Conozcan los requisitos para el matrimonio. Si lo desean civil, es cuestión de que consulten con un abogado o notario público, quien les guiará sobre el requerimiento de los testigos, certificación de nacimiento y estado civil, entre otros papeles.

En el caso de que sea por la iglesia, los requisitos dependen de la religión a través de la cual van a contraer matrimonio. La iglesia católica, por ejemplo, exige un curso prematrimonial que puede durar hasta un mes, además hay que reservar la iglesia y contactar al sacerdote.

Contratar un wedding planner

Foto: Shutterstock.com
Foto: Shutterstock.com

Hay parejas que prefieren dejar la organización en manos de los expertos. Esta es una opción ideal para liberarse del estrés de los preparativos y preocuparse solo por disfrutar de la fiesta. Sin embargo, es una alternativa que puede elevar el presupuesto.

No obstante, son muchas las opciones que se pueden encontrar en el mercado e incluso se puede contratar por servicios específicos, por ejemplo, solo para la organización del entretenimiento o para que se encargue de la alimentación.

Preparar las invitaciones

Invitaciones para la boda. Foto: Shutterstock.com
Invitaciones para la boda. Foto: Shutterstock.com

Una vez definidos los invitados, debe buscar las invitaciones. Puede contratar un servicio de diseño impreso en papel o inclinarse por una invitación electrónica. Sin importar su elección, es importante que siempre incluya los datos fundamentales: fecha, hora, lugar, cantidad de espacios reservados, código de vestimenta, si cuentan con lista de regalos y un teléfono para confirmar la asistencia.

Hacer la lista de regalos

Se acostumbra que los novios realicen una lista de regalos en alguna tienda que ofrezca este servicio. De esta manera recibirán lo que realmente necesitan y les gusta. Haga una cita con antelación en la tienda de su preferencia.

Otra alternativa es solicitar un monto económico, para lo cual se suele dar un sobre a los invitados. Esto funciona muy bien para las parejas que ya conviven y no necesitan comprar artículos para el hogar, o que van a vivir fuera del país.

Establecer el menú

Banquete de bodas. Foto: Shutterstock.com
Banquete de bodas. Foto: Shutterstock.com

Esta es una de las partes a las cuáles se les debe prestar más atención (y dónde se gasta la mayor parte del presupuesto). Ya sea que va a contratar un catering service o que el lugar donde realizará el festejo le incluye el servicio de comida, siempre pida una prueba de menú para saber qué es lo que comerán sus invitados.

Asegúrese de tener varias alternativas para satisfacer la mayoría de los gustos y considere si tiene invitados vegetarianos. Incluir bocadillos para que los invitados puedan “picar” antes de la comida principal es un detalle que será muy agradecido por los asistentes, como por ejemplo una mesa con frutas, semillas o quesos.

Finalmente, un delicioso menú de boda no estará completo sin un detalle dulce. Algunos novios optan por dar un trozo del queque de bodas o un cupcake personalizado.

Busque el vestido y sus accesorios

Para elegir el vestido de novia es necesario determinar la hora y el lugar de la ceremonia. No es lo mismo una boda en un hotel por la noche, que una boda en el atardecer de la playa. Las telas y los diseños cambian.

Si la boda es por la mañana busque opciones más holgadas y sin pedrería; para la noche, los más pomposos y con más brillo. Si el evento es en la playa elija un traje ligero.

También debe empezar a buscar los accesorios adicionales: velo, buqué, anillos, porta anillos, porta arras, trajes para los niños, vestidos para las damas, zapatos, etc.

Elegir los recuerdos

Se acostumbra obsequiar un recuerdo de la boda a los asistentes. Este detalle es un gesto para agradecer la compañía y recordar lo importante que son los invitados para los novios.

Asegúrese de que sea un símbolo provechoso y que refleje la personalidad de los novios. Puede ser desde una botella de vino hasta una planta o un chocolate personalizado.

Servicio de fotografía

Si usted cree que con su celular podrá inmortalizar los mejores momentos de su boda, ¡está muy equivocada! Usted y sus invitados deben estar enfocados en disfrutar del momento y solo un fotógrafo profesional puede captar los mejores detalles de la boda.

Se recomienda que la pareja vea los trabajos de varios fotógrafos antes de decidirse por uno. Además, que los entrevisten y hablen con ellos para ver si hacen buena química.

Es posible encontrar gran variedad de fotógrafos y paquetes para bodas. Los precios varían según cada proveedor, la cantidad de horas, el total de imágenes y los servicios adicionales que deseen incluir, como photo booth, impresión de fotos o álbumes, sesión de compromiso, entre otros.

Tome en cuenta que se debe pagar un “enganche” o adelanto para reservar la fecha. El monto dependerá de cada fotógrafo, sin embargo, generalmente es de 50% como máximo.

Entretenimiento para la fiesta

Es importante que elija con tiempo qué tipo de servicios de entretenimiento querrá en su celebración y reservarlos con tiempo (hay grupos musicales que tienen la agenda llena desde un año antes).

La música es indispensable, pero también hay otras opciones que pueden alegrar a sus invitados: shows de magia, espectáculo de comedia, actos circenses, sesiones de fotos, karaoke, concierto de música “plancha”, juego de pólvora, carnaval, comparsa o cimarrona… la elección dependerá del estilo y el tema de la fiesta.

También es importante tomar en cuenta la hora de la boda, el tipo de invitados y el nivel de formalidad, pues esto determinará qué tan bien calza una opción u otra.

Despedida de soltera

Despedida de soltera. Foto: Shutterstock.com
Despedida de soltera. Foto: Shutterstock.com

Una mujer no puede dar el sí sin antes haber festejado con sus amigas la despedida de soltera. Generalmente, esta actividad es organizada por la mejor amiga o una familiar cercana a la novia.

La temática del evento dependerá de los gustos de la novia y sus amigas: para las más tranquilas, pueden optar por un día en el spa o un relajante paseo a la playa. Las más fiesteras pueden irse a un tour de bares o hacer una fiesta en alguna casa y llevar de sorpresa unos sexis bailarines.

Eso sí, es importante que las organizadoras piensen en qué le gustará a la homenajeada, para evitar una sorpresa que desagrade a la futura esposa.

Luna de miel

Desde que se planea la boda, hay que ir pensando en el destino de luna de miel. No importa el lugar, lo realmente importante es que le genere ilusión a ambos. Planearlo con tiempo les ayudará a ahorrar e incluso, conseguir tiquetes y reservaciones con mejores precios que si lo hacen a último momento.

Este primer viaje como esposos será el merecido descanso después de la organización de la boda. Pueden elegir entre los centenares de hoteles del país o aventurarse a un viaje fuera de nuestras fronteras.

Hay cosas que no pueden olvidar: tengan confirmación de todos los hospedajes, transportes y tiquetes aéreos. Asegúrense de tener visas y pasaportes al día. Lleven con ustedes un botiquín de emergencias (no olviden incluir pastillas contra el mal de estómago), asegúrense de revisar cómo estará el clima para llevar la ropa adecuada e incluyan en la maleta lencería sensual.