Mónica Morales.25 octubre, 2017

Acá le brindamos una recomendación de los procedimientos que más le convienen a las novias, ahora le corresponde sacar la cita en su estética o spa de confianza.

Entre las carreras de los preparativos de la boda, es fácil que se olvide de chinearse, pero nunca está de más sacar el rato para algunos cuidados especiales para lucir radiante, eliminar estrés y sobre todo, disfrutar de cada momento.

Aunque existen algunos tratamientos, como las mascarillas o exfoliaciones corporales, que se pueden aplicar algunos días –o incluso horas– antes del gran momento, hay otros que deben realizarse con cierta anticipación para que el organismo pueda recuperarse completamente y, así, lograr los efectos deseados.

Es importante asesorarse con un experto y conocer qué tan delicada es su piel. Nunca experimente un tratamiento como la depilación días previos a la boda, ya que podría tener reacciones alérgicas y lucir irritada.

Además, si quiere sentirse bien consigo misma, le recomendamos que tenga una dieta saludable y realice ejercicio meses antes de la fecha. Eso la hará tener la autoestima por las nubes para dar el sí y lucir espectacular.

De la misma manera estos procedimientos que no son invasivos necesitan de una serie de cuidados y restricciones, por lo que se recomienda acudir a un centro especializado que ofrezca garantía y seguridad.

  • Bronceados: Muchas mujeres quieren ver un brillo dorado en su rostro que contraste con sus vestidos. Sin embargo, este bronceado se debe hacer con sutileza para que no se vea excesivamente llamativo. Una forma natural de realizarlos es tomando baños de sol unos cuatro días antes de la boda, sin embargo es fundamental usar bloqueador y no exceder los 15 minutos diarios para evitar quemarse.
  • Depilación láser con luz pulsada: Este es un procedimiento que debe comenzar al menos un año antes de la boda, para que el día del evento no exista vello que pueda causar molestias. Sobretodo si para la luna de miel tienen planeado escaparse en algún rincón de playa paradisíaco.La depilación láser consta de una sesión al mes y para la primera cita es necesario ir perfectamente depilada en las zonas donde se va realizar el tratamiento. En el transcurso de la sesiones es posible eliminar los vellos con rasuradora, nunca con cera.
  • Dieta y ejercicio: Aunque esta es una recomendación que no se limita a la preparación de una boda, es importante adaptarla a los meses en los que se planifican todos los detalles de la ceremonia y la fiesta. No precisamente para lucir bien el vestido, pues sin importar la talla una novia siempre se ve hermosa, la idea es evitar que el estrés, la ansiedad y el cansancio le cobren la factura.
  • Eliminar celulitis: Existen diferentes tipos de tratamientos y tecnologías que ayudan a disminuir la celulitis, como: mesoterapia virtual, radiofrecuencia, ultracavitación, carboxiterapia. Es importante tomar en cuenta que estos procedimientos, por lo general, van acompañados de un plan de alimentación. Para que se noten los cambios hay que iniciar el tratamiento por lo menos 12 semanas antes.
  • Faciales: Otros faciales nutritivos que son ideales para lograr una piel joven y tersa, se realizan mediante el procedimiento de mesoterapia virtual. Esta herramienta permite introducir a nivel celular la vitamina C, colágeno y ácido hialurónico, entre otros componentes.Este tratamiento se complementa con el uso de luz intensa pulsada, ya que con esta se logra un fotorrejuvenecimiento. Los faciales de este tipo constan de ocho sesiones semanales.
  • Depilación con cera: Si la depilación con láser no es una opción, por el tiempo o por el presupuesto, puede acudir a la depilación con cera. Hay diferentes técnicas: cera fría, caliente, de abeja, con aplicador, entre otras. Esta se recomienda porque arranca el vello de raíz, por lo que cada vez crece más lento y delgado.
  • Mascarillas y limpiezas: La elección del tratamiento dependerá del tipo de piel que tenga, pero lo primordial es darle hidratación básica con limpieza y masaje.La limpieza retira células muertas y se utiliza vapor para abrir los poros y retirar puntos negros y espinillas. Las limpiezas deben hacerse al menos con 10 días de antelación.Por otro lado, la hidratación consiste en la aplicación de mascarillas, como velo de colágeno o hidrodesestresante que ayudan a aliviar la fatiga del rostro.
  • Manicure y pedicure con manoplas: No se trata de un manicure y pedicure convencional. Estos tratamientos se realizan con manoplas, es decir, guantes que contienen semillas de relajación, así como aromaterapia y baños de seda, con parafina. Estos se pueden hacer dos veces al mes, antes de la boda, para tener los efectos deseados a tiempo. Este tratamiento no se recomienda a aquellas mujeres que sufren de dermatitis.
  • Microdermoabrasión: Para lograr una piel lozana y libre de impurezas se puede realizar los tratamientos como la microdermoabrasión, la cual permite lograr un pulido de la piel. Para luego introducir principios activos o nutrientes que la piel necesita para lograr una buena hidratación, una buena regeneración o bien mejor tono. Este es un tratamiento de mínimo seis sesiones quincenales.
  • Peeling: Algunas mujeres se sienten tentadas a realizarse este procedimiento a las puertas de casarse, ya que entre sus beneficios está que remueve células muertas, trata lesiones e incluso elimina manchas. Pero al ser un procedimiento invasivo, hay que tomárselo con calma. Como mínimo, debe realizarse 15 días antes de la boda para permitir que la piel se regenere correctamente. Sin embargo, el lapso también depende de qué tan sensible sea su piel.
  • Tratamiento antimanchas: Cuando se va a optar por un tratamiento antimanchas es importante recordar que este utiliza diferentes tipos de ácidos que permiten lograr un mejor equilibrio y tono. Estos no son agresivos ni tampoco generan daños en el tejido de la piel; sin embargo, es recomendable acudir a la estética unos tres o cuatro meses antes de la boda. Los tratamientos antimanchas pueden extenderse a seis sesiones, una vez por semana o cada quince días.
  • Velo de Brillo: Esta es una opción para tener un cabello hidratado y con brillo. Es una carga de aminoácidos que envuelven la hebra en un barniz, aportando brillo, que se puede realizar días antes de la boda y no tiene restricciones ni cuidados adicionales.
  • Velo de colágeno: Esta es una limpieza que prepara el rostro para el maquillaje, brinda limpieza, elasticidad e hidratación. Se puede realizar el mismo día de la boda, ya que no afecta la piel. No tiene restricciones ni cuidados adicionales.
  • Masajes relajantes: Antes de la boda se viven momentos de mucha tensión, por lo que se recomiendan masajes con piedras calientes, esferas chinas, masaje tailandés o un masaje vital corporal. Los beneficios de los masajes son múltiples, como un efecto relajante, mejorar el riego sanguíneo y estabilidad en el cuerpo. Incluso, si planea lucir un vestido con la espalda descubierta podría optar por una exfoliación o una envoltura corporal de vino, sábila, chocolate o coco en la espalda.
  • Para él: El novio también debe ir preparado al altar, pues es el otro gran protagonista. Para él existen masajes relajantes, masajes nutritivos, exfoliaciones faciales, recorte de barba, tratamientos anti ojeras, mascarillas nutritivas para el cabello, manicure y pedicure.

Fuentes: Débora Chacón, fiosioterapeuta y fisioesteticista (tel.: 8845-7578) y revista Novias 2017, de Grupo Nación.