GDA .18 febrero

Lucero no le teme a envejecer. La cantante mexicana celebra en grande cuatro décadas de trayectoria artística: viviendo una etapa de plenitud, disfrutando el crecimiento de sus hijos, viviendo el presente y fortaleciendo su alma.

“No me preocupo tanto, la verdad, voy viviendo el día a día, el presente, con maravillosos recuerdos de mi pasado que me han hecho ser la mujer que soy y también pienso en un futuro de una manera lógica, pero no me da miedo vivir mis etapas conforme se vayan dando”, dijo al medio mexicano El Universal.

La intérprete de “Electricidad” se sincera y comparte que le gusta cuidar de su salud, hace ejercicio y está alejada de los excesos. “Es lógico que el cuerpo, la piel, la cara, el pelo, todo cambia, eso es inevitable con el tiempo. Nadie de 50 años puede parecer de 18 y nadie de 70 puede parecer de 40, eso lo tengo muy claro”, señala.

“Me gusta mucho ir madurando y evolucionando conforme tiene que ser, me siento muy contenta como me veo, me gusta mucho cómo soy y lo que alimento también es mi alma, mi contenido, para que ella siga siendo cada vez mejor y conforme vaya pasando el tiempo no se vaya marchitando”.

Más que empoderada, Lucero se describe como una mujer plena y satisfecha por todo lo que ha logrado. Le gustaría alentar a aquellas que luchan por seguir adelante. “Hay muchas mujeres que deben de trabajar, no sólo por placer, sino por mantener también a sus hijos y a su familia, lo cual es admirable y yo les diría que nunca se detengan, que siempre sigan sus sueños y que es posible lograrlo”, apunta.

“Tanto hombres como mujeres, creo que somos muy capaces de lograr muchas cosas por el simple hecho de ser seres humanos pensantes, con un alma y con sentimientos”, considera.

A pesar de la fama, Lucero comparte que vive una vida normal y si pudiera desear algo sería tener más tiempo, salud y vida para disfrutar de sus cosas a nivel personal y profesional. No se arrepiente ni cambiaría nada de lo que ha hecho. “Si volviera a vivir me encantaría hacerlo todo igual, con las mismas decisiones, los mismos errores, porque esos también son los que me han llevado a ser la persona que soy hoy”, asegura.