Francella Madrigal.5 junio

En lo que lleva del año, la marca BMW ha vendido la misma cantidad de sus vehículos eléctrico i3 que en todo el 2018, lo cual implica que los costarricenses cada vez más conocen las ventajas de conducir un vehículo 100% eléctrico.

A propósito del Día Mundial del Medio Ambiente, a continuación reforzamos las 5 principales razones por las cuales comprar un auto eléctrico es la mejor opción para contribuir con la sostenibilidad del país:

1. Ahorro de dinero mensual

Alguna vez se han preguntado ¿cuánto gasta en combustible en una semana, un mes o un año? Un consumo promedio de gasolina ó diesel puede rondar los ¢100.000 mensuales lo que se convierte en ¢1.200.000 al año. El gasto se incrementa o disminuye según el tamaño del motor del vehículo de combustión, las calles por las que transita y el manejo del conductor, entre otros factores.

Por el contrario un auto eléctrico puede consumir entre ¢15.000 y ¢20.000 en electricidad al mes, lo cual representa un gasto anual entre ¢180.000 y ¢240.000.

Por lo tanto un vehículo eléctrico le puede generar un ahorro promedio de ¢1.000.000 al año.

2. Ahorro en pago de marchamo anual

Los vehículos eléctricos tienen una exoneración del marchamo durante sus primeros 5 años de forma escalonada, el primer año tiene un 100% de exoneración, el segundo un 80% y así sucesivamente hasta que llega al quinto año con un 20% de exoneración, por ejemplo un vehículo como el BMW I3 normalmente pagaría $1500 el primer año, otro monto que se ahorraría el usuario.

En 5 años el dueño de un vehículo eléctrico se ahorraría aproximadamente $4.500.

3. Contribuye al medio ambiente

Los vehículos 100% eléctricos no generan emisiones de gases mientras que un vehículo de combustión puede generar toneladas de CO2 al año.

4. Ahorro en mantenimiento

El motor de un vehículo eléctrico no sólo tiene menor tamaño y peso, sino también menos piezas y, por lo tanto, ofrece un mantenimiento más sencillo. Un vehículo eléctrico no tiene filtros, aceite, embrague, correas de distribución entre otros componentes que si tienen los vehículos de combustión. En comparación, la inversión que debe hacer el dueño de un vehículo eléctrico en mantenimiento puede ser entre un 60% y un 80% menor que la que tendría que invertir en un vehículo de combustión.

5. Un vehículo eléctrico puede ser fuerte y veloz

El BMW i3 es construido con fibra de carbono, al contrario de otros vehículos que utilizan acero en su chasis, lo que lo hace más liviano y resistente, por lo que su manejo es ágil y veloz. Más allá de ser un vehículo 100% eléctrico es un vehículo construido para ser amigable con el ambiente, ya que al final de su vida útil es reciclable en un 99%. Es una prueba de que la responsabilidad y el placer de conducir se complementan a la perfección.

Vehiculo i3
Vehiculo i3