Andrea González Mesén.19 diciembre, 2018

Saber administrar correctamente el dinero en este periodo del año puede traer importantes beneficios para la salud financiera, mental y hasta física.

Iniciar el año sin sufrir estrés financiero, por sobreendeudamiento o mal manejo de las finanzas, debe ser uno de los propósitos más importantes.

El estrés financiero puede desencadenar depresión, ansiedad, trastornos de sueño, malos hábitos y otros problemas de salud. Incluso, llega a afectar la productividad laboral, sin importar la edad o estatus socioeconómico.

Para evitar este tipo de problemas físicos y emocionales tome en cuenta estos consejos:

1. Defina un presupuesto especial para los meses de fin e inicio de año: es importante tener claro el monto de aguinaldo que recibirá y sumar otros ingresos adicionales al salario, como, por ejemplo, excedentes de la asociación, ahorros navideños y bonos. Con base en estos ingresos, establezca cómo distribuirá el dinero.

Lo ideal es dedicar un porcentaje del aguinaldo a sus gastos extraordinarios del mes (regalos, actividades especiales, paseos familiares, etc.), otra parte para ordenar sus deudas y otra para iniciar un plan de ahorro.

No mezcle el aguinaldo con el salario de diciembre. Un error típico es pensar que el salario de diciembre es como otro aguinaldo, pero no es así. El salario de diciembre se debe utilizar para realizar sus pagos ordinarios, de acuerdo con el presupuesto que usted tenga definido.

2. Ordene sus deudas: para tener mayor liquidez, aproveche el dinero adicional que recibe para cancelar o ponerse al día con sus deudas.

Al cancelar deudas pequeñas tendrá mayor liquidez mensualmente. Busque acuerdos de pago para evitar manchar su récord crediticio.

Busque opciones para consolidar todas sus deudas, le ayudará a ordenar más fácilmente sus finanzas, pues al agrupar todas sus deudas en un solo crédito, tendrá que pagar una sola cuota, por lo general más baja, en un mismo plazo y con una misma tasa de interés. Esto, también, le permitirá tener mayor liquidez.

Una vez que haya cancelado sus deudas, evite adquirir nuevas, sobre todo si son de consumo (compra de ropa, aparatos electrónicos, diversión, etc.).

Evite realizar gastos que no son necesario. Prefiera pasar tiempo en familia y ahorrar dinero para mantener su salud financiera.
Evite realizar gastos que no son necesario. Prefiera pasar tiempo en familia y ahorrar dinero para mantener su salud financiera.

3. Inicie un plan de ahorro: defina un objetivo -compra de casa, un viaje, estudios- y el plazo para cumplirla. Ahorrar un porcentaje de su aguinaldo, es un excelente primer paso para alcanzar este objetivo.

El ahorro y la inversión son herramientas financieras para alcanzar metas a corto, mediano y largo plazo.

Cree un fondo para emergencias. Para mantener finanzas saludables es fundamental tener un fondo para hacer frente a situaciones que, si bien son emergencias, se pueden prever, tales como: la avería del automóvil, la pérdida de trabajo o una enfermedad.

De acuerdo con la Asociación Bancaria Costarricense (ABC), el 60% de las personas que actualmente ahorran, lo hacen para enfrentar situaciones de este tipo o para cubrir gastos importantes a futuro.