El Mercurio/GDA/Chile.31 mayo

Todo indica que Huawei tiene un sistema operativo propio en la puerta del horno. Es lo que se desprende de las declaraciones de sus ejecutivos y de notas periodísticas que detallan que la empresa ya registró el nombre de un software para este propósito en China.

Con esta jugada, la empresa busca independizarse de Google y su sistema operativo Android, cuyo uso en sus dispositivos se ha visto amenazado tras el veto comercial impuesto por el Departamento de Comercio de EE.UU. Aunque la medida se suspendió hasta el 19 de agosto, aún hay incertidumbre en la relación entre Huawei y Google.

La tarea no es nada fácil. En la práctica, existe un duopolio en el mercado de los sistemas operativos, donde Android tiene el 87% del mercado y el 13% restante es de iOS de Apple.

Foto por FRED DUFOUR / AFP
Foto por FRED DUFOUR / AFP

“Es difícil para una empresa promover su propio sistema operativo, porque no solo se trata de instalarlo en los equipos nuevos, sino que también de tener todo un ecosistema de aplicaciones y servicios que permitan que los usuarios puedan hacer todo lo que deseen con su teléfonos”, dice Hugo Durney, director del Centro de Vinculación y Transferencia Tecnológica de la U. Tecnológica Metropolitana.

Para Huawei, este no sería un camino optativo, y trabajar en su propio sistema operativo es crucial para el futuro del negocio.

El que más pistas ha entregado sobre el nuevo sistema operativo es Alaa Elshimy, director general y vicepresidente de Huawei Enterprise Business Group Oriente Medio. El ejecutivo declaró al sitio Tech Radar que “Huawei veía venir esto y se estaba preparando. El sistema operativo estaba listo en enero de 2018 y era nuestro plan B”. Según dijo, su lanzamiento sería en junio, pero Huawei salió a aclarar que todo era un mal entendido y que el software se lanzaría en China a fines de este año o comienzos de 2020.

“No es de extrañar que Huawei esté preparando un sistema operativo basado en Android, que tiene una versión de código abierto que cualquiera puede modificar e instalar. En China, sus teléfonos no usan los servicios de Google, por lo que ya tienen experiencia con una versión modificada por ellos mismos”, agrega Durney.

Todo indica que muchas de las aplicaciones que funcionan en Android también lo harán en el sistema operativo de la marca china. Para ello existirá una tienda de aplicaciones llamada Huawei AppGallery.

Sin embargo, el problema de la empresa no es solo con Google, sino también con otras compañías tecnológicas que han decidido cortar su relación.

Una de ellas es ARM, empresa con sede en el Reino Unido que provee la tecnología que Huawei utiliza en sus procesadores. Además, tres alianzas que velan por los estándares tecnológicos (Wi-Fi, Bluetooth y las tarjetas SD) rompieron relaciones en forma temporal con ellos. Ante esto, Huawei respondió que participa en 400 asociaciones de este tipo y que “un grupo pequeño de ellas decidió suspender su colaboración sin base legal alguna”.