GDA .27 marzo, 2020

Durante estos días de aislamiento y cuarentena para mucha gente, el servicio a domicilio está siendo el gran aliado a la hora de conseguir elementos básicos.

Comida, ingredientes para prepararla, medicamentos, productos de limpieza o hasta la ración para las mascotas... todos son elementos se pueden pedir online a través de la web o algunas de las apps disponibles, y llegan en un tiempo corto hasta la puerta de la casa.

Para muchos, es la alternativa más segura para evitar ir a los comercios donde el riesgo de contagio por contacto con otras personas es mayor. El miedo de contagiarse con un paquete que llega al domicilio es entendible, pero parece no fundarse en la práctica. Como repiten constantemente las autoridades, el virus se transmite principalmente a través de las gotas que una persona infectada emite al toser o exhalar a través de su boca o nariz.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS ), “la probabilidad de que una persona infectada contamine artículos comerciales es baja, y el riesgo de contraer el virus causante de la COVID-19 por contacto con un paquete que haya sido manipulado, transportado y expuesto a diferentes condiciones y temperaturas también es bajo”.

Los alimentos, tampoco son una fuente de contagio dicen los estudios que se han hecho hasta el momento, según la Autoridad Europea de Seguridad de los Alimentos (EFSA por sus siglas en inglés) “no hay pruebas de que los alimentos sean una fuente o una vía de transmisión del virus”.

Por otra parte, la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) también se refirió a la baja posibilidad de transmitir el virus a través de los alimentos o de sus envases. La FDA también recordó de la necesidad de desechar los envoltorios adecuadamente y lavarse las manos antes de consumir cualquier alimento.

También es necesario lavarse las manos si hubo contacto con el repartidor que entregó el pedido. A los usuarios se les sugiere que utilicen siempre el pago online y también se les recuerda que pueden dejar indicaciones al repartidor sobre dónde dejar su pedido si quieren minimizar o evitar el contacto.