Redacción Perfil.Hace 4 días

Nuestros hijos han nacido en la era digital. Desde pequeños desarrollan formas de pensar y entender el mundo influenciadas por el entorno y el consumo de la tecnología.

Desde muy pequeños ya manipulan con facilidad un celular o una tableta para jugar y ver fábulas. Se dice que ya a los 2 años el 40 por ciento de los niños saben usar estos aparatos, a los 8 años, el 72% y cuando se trata de adolescentes entre los 10 y 15 años, el porcentaje asciende al 80%.

En Costa Rica, en el año 2015, según datos arrojados por una investigación de la Fundación Paniamor y la UCR, un 84 por ciento de los menores del GAM entre los 10 y 12 años poseía un celular. De esa cifra el 67 contaba con internet en su teléfono.

Si sus hijos tienen un una tableta, un smartphone, una laptop, unos audífonos inalámbricos o acceso a plataformas como Netflix, Spotify y pasan parte de su tiempo divagando en redes como Instagram, Twitter, Pinterest, Youtube, Snapchat; “le preguntan” a Google para dar respuesta a su tarea o han cambiado sus libros pesados y de tapa dura por unos en PDF o Ebooks, es un hecho que son ciudadanos digitales, miembros de una sociedad global con necesidades muy distintas a las que nosotros tuvimos a su edad y es nuestro deber como padres entender y comprender todo al respecto para poder supervisar, controlar y aprovechar el uso de la tecnología.

Para entender ese mundo en el cual ellos se desenvuelven, la Doctora en Educación Rosi Brenes, fundadora de Saint Gregory School, centro educativo a donde el aprendizaje a través de apps y libros digitales en una tableta es fundamental, recomienda “conocer a los amigos de sus hijos, tanto con los que juega en línea (que pueden ser solo amigos virtuales, es decir, están en otros lugares) como a sus compañeros o vecinos con intereses afines. Conozca las plataformas, juegos y aplicaciones que están utilizando, los lugares que visita en la red y qué hacen cuando están en línea. Es importante estar atento además a las edades mínimas para el uso de las diferentes redes sociales y respetarlas. No le permita a su hijo tener una cuenta antes de esa edad, por algo están establecidas”.

Padres deben acompañar a sus hijos en el uso de la tecnología
Padres deben acompañar a sus hijos en el uso de la tecnología

Es básico conocer a detalle el concepto, usos y finalidad de la red social que le interesa a su hijo, mantenerse activo y ser amigo en línea de nuestros hijos, eso nos permitirá conocer más sobre ellos, sus amigos, las actividades e intereses de todos y le dará información valiosa para interactuar con ellos en su mismo lenguaje, con mayor afinidad. Investigue qué tipo de material sube su hijo a su perfil o comparte con sus amigos y quiénes son estos amigos con quienes lo comparte.

Muchos padres creen que sus hijos utilizan demasiado tiempo las nuevas tecnologías. Es entonces cuando se plantean si es normal que estén tanto tiempo conectados, o si es necesario prohibir o restringir el uso de las tecnologías.

“Es importante que el padre explique ampliamente el tema de la privacidad en redes sociales, los peligros que esta puede generar si no se hace el uso correcto, darle ejemplos reales, revisar que sus redes sociales tengan habilitadas de forma correcta las opciones de seguridad y privacidad. Hacer revisiones esporádicas sin avisar de sus redes sociales, mensajería privada, correo electrónico e historial de búsquedas en internet, para asegurarse que manejan todo de forma correcta y segura, de descubrir algo que no ande bien o algún error que hayan cometido sus hijos, se debe corregir con firmeza pero con amor, sin señalar de forma negativa, sino aconsejando con empatía para ganar su atención y lograr que reciban el consejo”, sostiene la Doctora Brenes.

Los padres deben procurar convertir las redes sociales en una herramienta de trabajo, estudio o entretenimiento sano, esto es un trabajo en equipo entre los hijos y los padres. A los padres les corresponde investigar sobre estos temas para tener un juicio real para opinar y negociar con su hijo.

“Muchas app para su hijo estarán dictadas por su centro educativo, igual debe conocerlas y entenderlas. Preste atención a lo que sus hijos le piden descargar o comprar para instalar, de paso busque aplicaciones que aporte al desarrollo de su hijo según sus intereses y su edad, por ejemplo: juegos que desarrollen análisis y concentración, aplicaciones que enseñen otro idioma de manera divertida y demás”, añeade la Doctora Brenes.

Aprovechando la tecnología en la educación

De hecho, la tecnología como herramienta de estudio es muy valiosa, pues les brinda interconectividad instantánea, acceso a múltiples fuentes de información, elimina las fronteras físicas, da control no presencial, le permite conocer el mundo sin salir de su casa, es una exposición a un mundo pluricultural y multi lingüístico.

“Podemos encontrar aplicaciones que permitan aprender idiomas, Excel, matemáticas, en fin, todo tipo de temas, herramientas que conviertan al niño en un ciudadano global, apoyando el desarrollo de las habilidades blandas de nuestro siglo, como por ejemplo dinamismo, trabajo en equipo, mentalidad abierta. Existen muchas Apps para usar en las aulas, sustituyendo libros y dejando atrás el aprendizaje sistemático por uno más flexible, convirtiendo la clase tradicional y magistral en una ventana de oportunidades, un sitio dinámico, nuevo y cambiante que busca capturar la atención de los estudiantes actuales que son más exigentes y modernos. Le ha dado vitalidad al aprendizaje”, sostiene la especialista.

26/11/2017. Tres Ríos, Saint Gregory School. Siete bloggers que comparten su vida maternal y paternal en redes sociales se reunieron con sus seguidores en una actividad llamada Parenthood talks 2017, para compartir vivencias, sentimientos y realidades. En la foto Sharon Barquero con su hija Sami Hovenga. Fotos Melissa Fernández Silva
26/11/2017. Tres Ríos, Saint Gregory School. Siete bloggers que comparten su vida maternal y paternal en redes sociales se reunieron con sus seguidores en una actividad llamada Parenthood talks 2017, para compartir vivencias, sentimientos y realidades. En la foto Sharon Barquero con su hija Sami Hovenga. Fotos Melissa Fernández Silva

Actualmente los profesores pueden usar blogs para sus clases, tener prácticas en línea para mayor facilidad de ejecución, proporcionar links y aplicaciones, muchas de estas gratuitas, para que los chicos apoyen su aprendizaje y realicen tanto en la clase como en el hogar.

La tecnología es tan útil como la creatividad y el conocimiento del profesor sea, ofrece un abanico enorme de oportunidades de enseñanza acorde a las edades, estilos de aprendizaje, objetivos y temas.