Andrea González Mesén.13 diciembre, 2018

La reconocida marca MINI Costa Rica entregó tres vehículos eléctricos a control remoto al Hospital Nacional de Niños (HNN) como parte de la iniciativa mundial de disminuir la ansiedad de los pacientes en el proceso preoperatorio, trasladándolos en un vehículo de juguete hacia algunas áreas autorizadas del hospital.

Este es el primer plan piloto del HNN que pretende ayudar tanto a los niños como a sus padres a que el proceso previo a las operaciones sea menos estresante, sustituyendo las camillas de hospital por los vehículos de juguete que son guiados por los mismos doctores.

Los juguetes incluso cuentan con una lista de canciones para que el paciente escoja su favorita y disfrute más del camino.

Carlos Jiménez Herrera, director general a.i y Lydiana Ávila, jefe de Medicina, aseguraron que analizarán el procedimiento de uso de carritos así como las áreas donde se pondrá en práctica esta técnica, ya que por ser un Hospital con cobertura nacional se atienden gran cantidad de procedimientos diarios y se debe establecer una estrategia interna para dar el mayor provecho a la donación.

Los médicos analizarán la funcionalidad de los vehículos y las áreas de uso. Si el plan es exitoso podrán recibir más donaciones similares. En la fotografía, de izquierda a Derecha: Alessandro Di Palma, gerente de Mercadeo Red Motors, Lydiana Ávila, jefe de Medicina HNN, Carlos Jiménez Herrera, director general a.i, Rosella Mirabelli, directora de mercadeo Red Motors, Pablo Otero, gerente de ventas MINI.
Los médicos analizarán la funcionalidad de los vehículos y las áreas de uso. Si el plan es exitoso podrán recibir más donaciones similares. En la fotografía, de izquierda a Derecha: Alessandro Di Palma, gerente de Mercadeo Red Motors, Lydiana Ávila, jefe de Medicina HNN, Carlos Jiménez Herrera, director general a.i, Rosella Mirabelli, directora de mercadeo Red Motors, Pablo Otero, gerente de ventas MINI.

“Estamos muy agradecidos por la donación de estos tres carros de control remoto, los cuales serán utilizados para el traslado de pacientes a procedimientos o tratamientos especiales en algunas áreas del centro pediátrico. Esta iniciativa impactará positivamente en el ánimo de los menores y contribuirá para alivianar la estancia en el hospital”, afirmó Jiménez.

La marca MINI adelantó que una vez concretado el plan piloto donarán más unidades para completar el proceso.

“Este es un primer acercamiento de MINI Costa Rica con el Hospital Nacional de Niños, donde creemos que podemos impactar positivamente en las futuras generaciones con nuestros carros, transformando una experiencia difícil en un momento de distracción y entretenimiento”, comentó Pablo Otero, gerente de MINI para Costa Rica.

MINI Costa Rica pertenece al Grupo Automotriz multi marca Red Motors y esta es una de las iniciativas de responsabilidad social de la marca para generar experiencias únicas entre las nuevas generaciones.