AFP .27 mayo

La estrella del atletismo estadounidense Allyson Felix se unió a la reciente ola de críticas contra Nike, al acusar a la poderosa marca de material deportivo de penalizar a atletas que se tomaron una licencia de maternidad.

Felix, la única mujer en ganar seis oros olímpicos en atletismo, escribió en un artículo publicado en el periódico The New York Times que Nike le ofreció un contrato inferior al usual tras decidir ser madre en 2018.

La norteamericana de 33 años se unió así a sus compatriotas Alysia Montano y Kara Goucher, que habían acusado a la firma de algo similar en una investigación publicada en el Times.

“Han contado historias que las atletas sabemos que son verdad pero tenemos demasiado miedo de decir públicamente: si tenemos hijos, tenemos el riesgo de que nos recorten (dinero) de nuestros patrocinadores durante nuestro embarazo y después”, escribió Felix en el periódico.

Es un ejemplo de una industria deportiva donde las reglas están hechas mayoritariamente por hombres”, agregó.

Felix, que dio a luz a una niña en diciembre, aseguró que había decidido empezar una familia el año pasado a pesar de sufrir ansiedad debido a las negociaciones sobre la renovación de su contrato con Nike, que había expirado a finales de 2017.

La atleta señaló que la marca deportiva le ofreció un nuevo acuerdo 70% inferior al anterior. "Si ellos piensan que eso es lo que valgo ahora, lo acepto", dijo.

Sin embargo, Felix explicó que cuando pidió garantías de que no sería penalizada si rendía por debajo de su nivel “en los meses que rodeaban el parto”, Nike se echó atrás.

La estadounidense Allyson Felix cruzando la meta de los 200 metros semifinales de mujeres en el evento de atletismo durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012. AFP PHOTO / ERIC FEFERBERG
La estadounidense Allyson Felix cruzando la meta de los 200 metros semifinales de mujeres en el evento de atletismo durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012. AFP PHOTO / ERIC FEFERBERG

“Quería marcar un nuevo estándar. Si yo, una de las atletas más comercializadas de Nike no podía conseguir esas protecciones, ¿quién podría? Nike lo rechazó. Hemos estado estancados desde entonces”, añadió.

Nike respondió a las críticas asegurando que implementaría una nueva política que estandarizara la forma de tratar a las atletas durante sus embarazos reconociendo que la compañía “puede ir más allá”.

“Aplaudo a Nike por reconocer que ese cambio era necesario y ahora espero los resultados específicos, de Nike y del resto de la industria que aún debe comprometerse a proteger contractualmente a las mujeres”, sentenció Felix.