GDA .18 septiembre

A pesar del avance constante del desarrollo, el lugar de nacimiento de un niño sigue siendo el mayor predictor sobre su salud futura y, sin importar en qué país nace, la vida es más difícil si eres mujer. Es el análisis que hace el informe Goalkeepers de la Fundación Bill y Melinda Gates.

Cerca de 500 millones de personas aún no reciben salud y educación básicas, y las niñas en todo el mundo sufren desventajas, dice el reporte, que monitorea los avances en las metas de desarrollo sustentable de la ONU que buscan reducir la desigualdad y la pobreza, además de mejorar la salud para 2030.

"Las brechas entre países, distritos y niños y niñas demuestran que las inversiones en desarrollo del mundo no están llegando a todos”, dice el informe.

Según la directora de la fundación, Sue Desmond-Hellmann, las alertas más claras son “los peligros del género y la geografía”. Y citó datos: más niños mueren en Chad cada día que en Finlandia cada año, y que si bien el nivel educacional promedio en Finlandia es el universitario, en Chad, el niño promedio no termina la educación básica.