Por: Mónica Morales.  16 mayo

Mujeres indígenas de la comunidad de Rey Curré, ubicada en Buenos Aires de Puntarenas, pusieron en marcha un proyecto cultural denominado “Cultivando Nuestras Raíces”, con el propósito de rescatar prácticas ancestrales que actualmente corren peligro de desaparecer.

Este proyecto, que inició este mes de mayo, es una iniciativa local de la Asociación Cultural Cagrú Rójc Yímba Cájc, con el apoyo del Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ) mediante el programa "Becas Taller" de la Dirección de Cultura.

Trabajar el algodón es una de las prácticas ancestrales más antiguas e importantes que aún se conservan en las comunidades indígenas de Rey Curré y Boruca. Foto: Asociación Cultural Cagrú Rójc Yímba Cájc
Trabajar el algodón es una de las prácticas ancestrales más antiguas e importantes que aún se conservan en las comunidades indígenas de Rey Curré y Boruca. Foto: Asociación Cultural Cagrú Rójc Yímba Cájc

"El programa ‘Becas Taller’ se enfoca en el desarrollo de proyectos culturales comunitarios que busquen el rescate de ese patrimonio que está vivo en las comunidades, pero que en ocasiones no cuenta con los procesos necesarios para sostenerse; entonces, la idea es precisamente apoyar iniciativas de aquellas personas o agrupaciones de las comunidades que identifican la necesidad de contar con proyectos para promover o resguardar esas prácticas culturales que dan cuenta de identidades locales en las propias comunidades", afirmó Daniela Mora, gestora cultural de la Dirección de Cultura del MCJ en la Zona Sur.

Nuestras raíces

Este proyecto se caracteriza por desarrollar una serie de talleres, con cursos para aprender prácticas ancestrales, como hilar algodón, teñir los hilos, urdirlos y tejerlos.

En próximos meses se realizarán otros cursos relacionados con el aprendizaje del idioma ancestral, saberes de la gastronomía indígena local, tradición oral y tallado de máscaras, entre otros. Es un proyecto que se extenderá durante todo el año y cada tema tiene asignado un tutor indígena local, experto en la materia, según informó la agrupación.

Trabajar el algodón es una de las prácticas ancestrales más antiguas e importantes que aún se conservan en las comunidades indígenas de Rey Curré y Boruca. Foto: Asociación Cultural Cagrú Rójc Yímba Cájc
Trabajar el algodón es una de las prácticas ancestrales más antiguas e importantes que aún se conservan en las comunidades indígenas de Rey Curré y Boruca. Foto: Asociación Cultural Cagrú Rójc Yímba Cájc

Trabajar el algodón es una de las prácticas ancestrales más antiguas e importantes que aún se conservan en las comunidades indígenas de Rey Curré y Boruca e incluye una serie de conocimientos naturales y coincidencias con el movimiento de los cuerpos celestes.

“Actualmente nos encontramos aprendiendo a urdir. Ya nos enseñaron cómo se hila el algodón, cómo se tiñe con tintes naturales, como urdir los hilos. Ahora vamos a tejer, un proceso un poco complicado pero muy interesante. Me siento muy entusiasmada”, comentó Margarita Rojas, participante de este proyecto cultural.

Este proyecto, pretende contribuir con el fortalecimiento de la identidad cultural de la comunidad indígena de Rey Curré, informó la comunidad.