Brenda Alfaro.11 junio

¿Imagina poder dividirse las tareas con el padre de su bebé justo después del nacimiento y que las obligaciones del hogar no recaigan únicamente en la madre mientras el hombre trabaja? Las licencias de paternidad plantean esta posibilidad.

En Costa Rica las mujeres cuentan con un periodo de 4 meses como licencia de maternidad, 1 mes antes del parto y 3 después, durante este tiempo la madre recibe su salario regular. El 50% del pago lo realiza la Caja Costarricense del Seguro Social, CCSS, y el otro 50% lo asume el empleador.

Pero qué pasa con los padres, de cuánto tiempo disponen para pasar con su bebé justo después del nacimiento. La respuesta, según las leyes nacionales actuales, es lo dispuesto según sus respectivos contratos colectivos o reglamentos internos de trabajo.

En países como Francia, Reino Unido, Dinamarca, Bélgica y Suecia los hombres pueden acceder a una licencia de paternidad remunerada de dos semanas, en Portugal, Hungría y Brasil se tienen 5 días, así como estos países hay muchos otros que también cuentan con esta oportunidad de fortalecer el vínculo paternal.

En nuestro país las empresas privadas no están obligadas a otorgar licencias a sus trabajadores, incluso si optan por hacerlo es por iniciativa propia y no por obligación. El vínculo bebé padre es parte importante del desarrollo de la relación durante los meses continuos al nacimiento, es por esto que actualmente existe un proyecto de ley que plantea la creación de una licencia de paternidad remunerada.

“El apoyo paterno, en calidad y en cantidad, que pueda legalmente brindar el padre a su hijo por nacer y recién nacido y a la madre en período de gestación y post-parto es de invaluable importancia, por lo que es adecuado, oportuno y necesario en este sentido estimular que la red familiar en su conjunto se haga cargo de atender al recién nacido y a la madre en los últimos días de gestación y post-parto, etapa en que se encuentra en plena recuperación y susceptible emocionalmente”, menciona el actual proyecto de Ley presentado por el diputado Alexander Mora.

“Ser un papá 2.0 significa ejercer una paternidad activa y participativa en el desarrollo y crianza de las y los hijos, dejando de lado ideas machistas que limitan su involucramiento a una simple transacción económica”, se explica en la página oficial del INAMU.

Foto: Shutterstock.com
Foto: Shutterstock.com
Un contrapeso

Desde el punto de vista de la igualdad de género, las licencias de paternidad ponen finalmente en la mesa la realidad fuerte y clara de cómo las tareas del hogar y la crianza de los hijos no depende únicamente de las madres. Además, la presencia del padre en esta primera etapa no solo beneficiaría al bebé sino también a la madre, con un estilo de crianza equitativo.

“Estamos muy acostumbrados a que el rol de la mujer sea bañar, alimentar, cuidar al bebé, muchas tareas que en realidad podrían ser compartidas, pero socialmente se le dan a la mamá. Considero que es importante que el padre esté en contacto con las circunstancias del nacimiento. Esto le permitirá generar un mayor vínculo afectivo”, comentó la psicóloga Nicole Barrantes.

Precisamente uno de los temores de muchos detractores del proyecto, es que la licencia no sea utilizada para fortalecer el vínculo parental y asumir la crianza, sino como tiempo de ocio.

Desde el punto de vista de la igualdad de género, las licencias de paternidad ponen finalmente en la mesa la realidad fuerte y clara de cómo las tareas del hogar y la crianza de los hijos no depende únicamente de las madres.

“Claro es muy importante que se comprenda que la idea de una licencia de paternidad no es quedarse en la casa viendo tele, u otras, se trata de involucrarse en las tareas del hogar y en las del cuido del nuevo bebé” agregó la psicóloga.

“Es necesario apoyar a los hombres con cursos de cómo se asignan las licencias de paternidad, es importante concientizarlos en que la idea de este beneficio no es pasar libre en la casa, sino para involucrarse activamente en el cuidado de los niños y niñas”, explicó Esteban Navarro Díaz, facilitador de talleres y grupos de crecimiento personal en Instituto WEM.

Foto: Shutterstock.com
Foto: Shutterstock.com
Características de un padre 2.0
  • Comprenden que ser papá no se trata de ser “la cabeza de la casa”, sino de una corresponsabilidad en equipo y amor con la mamá, en todas las etapas de desarrollo de las y los niños, desde el embarazo hasta cuando crecen.
  • Aplican una disciplina basada en el respeto hacia sus niños y niñas, sin violencia física ni emocional de ningún tipo.
  • Comparten con la mamá las tareas del hogar y los cuidados de sus hijas e hijos, como alimentar, vestir, hacer dormir, jugar, bañar, escuchar, hacer tareas, limpiar la casa, ordenar los juguetes y cocinar.
Efecto colateral

Una de las desventajas laborales que aún persisten a causa del género es la posibilidad –al contratar mujeres– de pagar una licencia de maternidad. En vista de que el empleador asume el 50% de esta licencia, muchas veces se prefiere contratar hombres para evitarse la posibilidad de este pago. ¿Qué pasaría si los hombres también pudieran optar por este beneficio? Finalmente no seríamos excluidas en entrevistas por nuestra posibilidad de ser madres.

Es muy interesante el cambio laboral que puede generar esta nueva licencia, pues de alcanzar los 90 días naturales para los padres las empresas tendrán que replantear algunos ajustes en sus políticas.

Para realizar la implementación de esta nueva licencia se tendrá como referencia la de maternidad que tiene una duración de casi 4 meses, específicamente 120 días naturales. El mes previo al nacimiento probablemente no esté incluido ya que este se encuentra en la licencia de maternidad debido a las dificultades físicas propias del embarazo.

De momento el signo de pregunta más grande de este proyecto de Ley es su financiamiento. Y existen muchas otras dudas sobre su implementación, que deberán ser aclaradas en los próximos meses en Cuesta de Moras. No obstante, de momento es una iniciativa con muy buenas intenciones, que viene a replantear la crianza en Costa Rica.

Fuentes: Página oficial del INAMU, página “Machista en Rehabilitación” del INAMU, Proyecto de Ley para la creación de la licencia remunerada por paternidad, Psicóloga Nicole Barrantes Rojas (contacto: 8837-6282), Esteban Navarro Díaz (contacto: esteban.navarro@institutowemcr.org)