Cecilia López.1 octubre

Tener una mascota conlleva sus responsabilidades, y aún más cuando hay niños en la casa; todo adulto que tenga a cargo el cuidado de un menor de edad o sea el dueño de un perro, debe tener conocimiento del instinto animal y tomar acciones para evitar un accidente que afecte la salud de los niños.

El Hospital Nacional de Niños, el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) y el Servicio de Salud Animal (SENASA) se unieron para impulsar la campaña “Prevengamos las mordeduras de perros”.

“El Hospital Nacional de Niños es testigo de las lesiones graves que sufren los menores como consecuencia de mordeduras de perro y está en la obligación de promover la corrección de unos mitos existentes en nuestra sociedad relativos a la convivencia responsable entre niñas, niños y perros. Esta campaña es un espacio didáctico para hablarle a la sociedad costarricense señalar estos mitos y procurar corregirlos”, explicó la Directora General del HNN, Olga Arguedas.

Además, la campaña incita a que si un niño o niña es mordido por la mascota, se traslade inmediatamente al centro médico más cercano, sin importar que la herida sea pequeña.

“En el Hospital Nacional de Niños el año 2017, atendimos 37 niños y niñas, que requirieron hospitalización por mordeduras de perro, pero calculamos que la cifra puede ser cuatro veces mayor, si se toman en cuenta los casos que no requirieron internamiento. Esos 37 casos registrados conforman la cifra más alta de los últimos 15 años. Los niños y niñas entre los 1 y 9 años es el grupo que más sufre las mordeduras. La provincia de donde se reciben más afectados por esta situación es San José”, comentó la Jefa del servicio de cirugía reconstructiva del HNN, Cinthya Mora Mesén.

Por su parte, Yayo Vicente, representante de SENASA, comentó que es importante conocer al perro y cómo reacciona con niñas y niños: si permite que lo acaricien, le toquen sus juguetes, su comida o le invadan su territorio. “Los perros pueden modificar su conducta por enfermedades. También se debe considerar la salud y el bienestar integral: salud física, social, emocional y sicológica. Los cuidados básicos son: alimentación, agua fresca, revisiones veterinarias periódicas, afecto, ejercicio, higiene, socialización con otros perros”, concluyó Vicente.

Asimismo, en los primeros siete meses del año 2018, SENASA ha recibido 800 denuncias por mala tenencia. SENASA también hace un llamado para vacunar a los perros contra la rabia, enfermedad en la que no se debe bajar la guardia.

Adultos alerta

Los responsables son las personas adultas a cargo de niñas y niños y también los dueños de perros. No hay problemas de que los pequeños convivan con perros, siempre y cuando haya una supervisión responsable de los adultos, un trato saludable para los animales y una comprensión del comportamiento animal.

¿Qué ocurre con la mascota que mordió a un niño?

SENASA se encarga de valorar el bienestar animal y la tenencia responsable; de encontrar incumplimiento se procede a retirar el animal para mantenerlo por 10 días en vigilancia, para determinar algún cambio clínico compatible con rabia canina.

Si desea más información sobre la campaña y las recomendaciones para evitar mordeduras de perros, ingrese al sitio oficial www.evitemordeduras.com.