Ana Laura González.16 noviembre, 2015

La belleza es un mercado que da de comer a muchas mujeres en el país. La cantidad de salones que funcionan en el territorio nacional, se duplicaron en el transcurso de los últimos cinco años. Así se determinó en un estudio realizado por la Dirección General de Tributación del Ministerio de Hacienda.

El oficio de estilista o esteticista es uno de los más ejercidos en el país. Esta industria le ha permitido emprender y salir adelante con sus propio negocios a una población con bajos niveles de escolaridad (principalmente femenina y conformada por jefas de hogar).

Según los datos extraídos del estudio en el 2010 había 3.307 salones de belleza, mientras que para el 2014 eran 7.020, lo que representa un crecimiento del 112,3%.

Por otra parte, según datos extraoficiales obtenidos a través de los principales proveedores de belleza profesional, en el 2010 habían 5.000 salas de belleza y en el 2015 el número aumentó a 16.800, incluyendo salones formales y al sector informal.