.6 agosto, 2015
iza-Tandlich participa con la obra TOTEM 1, una pieza de cinco máscaras indígenas que combina 12 técnicas textiles hechas a mano.
iza-Tandlich participa con la obra TOTEM 1, una pieza de cinco máscaras indígenas que combina 12 técnicas textiles hechas a mano.

Un grupo de fibras se anuda como un collage de hilos con vida propia. Textiles de la artista tica Silvia Piza-Tandlich traspasan fronteras para contar historias de nuestros indígenas.

En el mes de septiembre, las paredes del Museo Nacional de Eslovaquia en el Castillo de Bratislava presentarán la IV Trienal Sin Fronteras: Arte Textil de Hoy. Además, se celebrará el cierre de la VIII Bienal Internacional del Lino Decorativo de Krosno (Polonia) mostrando esta interesante exposición en la ciudad eslovaca de Svidník durante todo el mes.

"Lo indígena se mantiene siempre contemporáneo y me encanta combinarlo con variedad de técnicas hechas a mano y con mi propia creatividad. El resultado muestra técnicas tradicionales y diseño de hoy, lo cual es evidente que el jurado buscaba", comentó Piza-Tandlich.

Ambas exhibiciones textiles son itinerantes y en ambas, la costarricense Silvia Piza-Tandlich es la única artista latinoamericana seleccionada. La Bienal de Krosno arrancó en Polonia el año pasado, exhibiendo la obra El diablo, que simboliza la máscara Boruca. Esta obra fue hecha con servilletas de lino antiguo de varias familiares de la artista, las cuales bordó en forma de escultura blanda. La obra costarricense recibió una Recomendación del jurado y permanecerá en el Museo de Arte Artesanía en Krosno (Polonia).

Silvia Piza-Tandlich.
Silvia Piza-Tandlich. "El Diablo" (detalle). Obra con escultura blanda realizada en lino 100% certificado.

Por su parte, la Trienal Arte Textil de Hoy es itinerante en Eslovaquia, Polonia, Hungría y la República Checa. Se inaugurará en Bratislava el 17 de septiembre próximo y se mostrará luego en la Galería Tatra de la ciudad de Poprad (Eslovaquia), el Museo Histórico en Bielsko-Biała (Polonia), el Museo Történeti en Györ (Hungría) y por último, en el Museo Eslovaco de Uherské Hradiště (República Checa) hasta enero del 2017.

La creadora costarricense compartirá el espacio con 60 artistas de 26 países en esta Trienal. Piza-Tandlich llevará a Eslovaquia su obra TOTEM 1, una pieza de cinco máscaras indígenas. Para esta obra, la artista utilizó una variedad de elementos de obras anteriores para de esta forma representar su práctica personal de reciclaje textil y como una manera de adaptar elementos indígenas que ella considera parte de la trayectoria costarricense. La pieza se basa en su riqueza cultural y combina 12 técnicas textiles hechas a mano.

ilvia Piza-Tandlich. TOTEM 1 (detalle). Esta obra muestra 17 técnicas textiles hechas a mano.
ilvia Piza-Tandlich. TOTEM 1 (detalle). Esta obra muestra 17 técnicas textiles hechas a mano.

Piza-Tandlich cuenta con una sólida trayectoria que incluye la prestigiosa Trienal de Łódź Polonia y exhibiciones en bienales y varios museos del mundo. Su obra destaca por tratarse de trabajos hechos 100% a mano y por su uso constante de elementos basados en la cultura indígena.

De este modo, la trienal representa una oportunidad para tomar el pulso al arte textil e invita a los artistas a la innovación y experimentación en el campo del arte, sin fronteras. Según sus directores, también invita a la exploración de las bellas artes por medio del textil en su multitud de nuevos abordajes, al igual que diferentes procesos de aprendizaje y creación.

Los textiles son materiales con posibilidades infinitas pues se trata de un medio muy flexible. Al adentrarse en una exposición donde se han usado telas, hilos, agujas, cuerdas o cualquier otro material que esté presente en la vida cotidiana, la gente se siente cómoda. Así, el público establece una conexión especial con las piezas.