.17 diciembre, 2015
Acoso callejero
Acoso callejero

Mientras iba en un bus repleto de pasajeros con su hija de 5 años, Adriana sintió en su hombro un roce y de reojo, vio que el hombre que iba de pie a la par de su asiento se metió la mano en el pantalón. La furia se apoderó de ella cuando cayó en la cuenta de lo que aquel individuo estaba haciendo y a gritos hizo que este se bajara del bus.

Adriana no se llama exactamente así, pero su historia es verdadera y ocurrió esta semana en uno de los buses de Sabana Cementerio. Esta situación incómoda es solo un ejemplo de los tipos de acoso a los que se enfrentan las mujeres en nuestro país diariamente.

De acuerdo con la Encuesta Actualidades 2015 realizada por los los estudiantes de Diseño de Encuestas por Muestreo de la Escuela de la Estadística de la Universidad de Costa Rica, un 80% de las mujeres en Costa Rica vivieron al menos 7 tipos de acoso diferentes en los últimos 12 meses.

Acoso sexual callejero
Acoso sexual callejero

Pitos, silbidos, piropos, miradas, palabras vulgares, besos por el aire, gestos vulgares, rozamientos con partes íntimas, tocamientos, actos exhibicionistas y hasta persecución con intenciones sexuales son algunos tipos de acoso a los que se enfrentan los ciudadanos, principalmente las mujeres, en las calles de Costa Rica.

Los tipos de acoso más enfrentados por las mujeres fueron los silbidos (36,2%) y a esuchar el pito de un vehículo con intenciones sexuales (37,7%).

Esta encuesta nacional de opinión incluyó una muestra probabilística de 1.087 personas costarricenses de 18 años y más, y abordó 11 temas de actualidad, entre ellos el acoso sexual callejero.

Las estudiantes Geannina Barrantes y Mariana Chaves se encargaron de recolectar la información sobre diversas manifestaciones de violencia de género en el país, una serie de prácticas que se conciben como parte de la vida cotidiana e incluso, algunas veces, como actos de galantería.

Estadísticas de acoso sexual callejero
Estadísticas de acoso sexual callejero

En total, 61,7% de las mujeres sufrió este tipo de victimización en los últimos 12 meses, cifra que casi duplica la de hombres (32,8%). Por edades, las mujeres de 18 a 29 años fueron las más victimizadas (89,4%), aunque lo cierto es que ningún grupo de edad se ve exento (17,7% en el de 60 años o más).

El perpetrador del acoso, en el caso de las mujeres, fue generalmente un hombre (95,3%) y entre los hombres, aunque la mayoría lo perpetró una mujer, en todos los tipos de acoso hay un porcentaje no despreciable de hombres que acosaron a otros hombres (26% en promedio).

Los piropos son violencia

Como parte del estudio, se preguntó a los encuestados si han realizado cambios en su rutina para evitar ser acosados sexualmente en los lugares públicos. Aproximadamente el 25% de las mujeres acosadas ha realizado cambios en su vida para evitarlo, mientras que en los hombres esa cifra fue 10,4%. Algunos cambios a los que se han sometido las mujeres son cambiar su forma de vestir, evitar caminar solas, evitar el uso de transporte público y procurar salir menos a la calle.

De las mujeres que recibieron "piropos halagadores" solo 26,3% se sintió bien. Se probó que las mujeres generalmente no disfrutan los "piropos halagadores", contrario al pensamiento tradicional. Para las mujeres, los sentimientos más frecuentes experimentados al sufrir acoso sexual en la calle son enojo, incomodidad o miedo.

Los cambios realizados por una cuarta parte de las mujeres para evitar el acoso sexual callejero demuestran que estas acciones propician su exclusión de los espacios públicos, que existe el mensaje de dominación masculina en estos espacios y que existe opresión contra la mujer al restringir su libertad y violentar su privacidad.