Brenda Alfaro.25 febrero

La discriminación racial en Estados Unidos durante décadas ha creado una ruptura irreparable en la historia de esta potencia mundial. Los documentales, libros y películas que se han creado inspirados en las experiencias sufridas por las personas de color son incontables y entre estas se suma Green Book, la trama relata la amistad entre dos personas de clase social diferente, un chófer Tony “Lip” Vallelonga (Viggo Mortensen) y el famoso pianista Don Shirley (Mahershala Ali) quiénes a lo largo de la historia deben luchar contra los prejuicios y estigmas raciales.

El título y la historia de la película están basados en una amistad real y cómo se utilizaba el libro verde entre las personas de color durante los años 60, este fue creado con el fin de identificar a cuáles lugares podían o no ingresar los afroamericanos. A pesar de los tres galardones otorgados a Alfonso Cuarón y al filme Roma específicamente, fue Green Book la encargada de quitarle los ganes completos al director mexicano.

“Es una historia increíble de cuando era chico”, dijo Vallelonga, quién ganó el Óscar a mejor guión original. “Don Shirley y mi padre tuvieron una historia maravillosa y esta película es sobre ellos”.

Más ganadores

Este domingo en una gala que aclamó la diversidad, el triunfo de Roma hubiera cambiado el historial de los famosos premios, y es que nunca antes una película de habla extranjera ha conseguido llevarse la tan esperada estatuilla dorada.

“No hay fronteras, no hay muros que frenen el ingenio y el talento”, agregó el español Javier Bardem al presentar el premio de película extranjera.

Alfonso Cuarón, director de cine mexicano, con sus premios Oscar.
Alfonso Cuarón, director de cine mexicano, con sus premios Oscar.

“Ya se puede hablar español en los Óscar, ya nos abrieron la puerta y nadie nos saca”. comentó Diego Luna, quien presentó a Roma como nominada.

El triunfo de Cuarón en la gala es innegable, el filme en blanco y negro Roma, le consiguió 10 nominaciones de las cuáles el director mexicano ganó mejor dirección, fotografía y filme extranjero.

“Quiero agradecer a la Academia por reconocer un film centrado en una mujer indígena, una de los 70 millones de trabajadores domésticos en el mundo sin derechos laborales, un personaje que históricamente ha sido relegado en el cine”, dijo al recibir de manos de su compatriota Guillermo del Toro el premio por la dirección. “Como artistas nuestro trabajo es mirar adonde otros no lo hacen” agregó Cuarón.

Otra de las sorpresas durante las premiaciones fue el Óscar a mejor actriz, otorgado a Olivia Colman por su papel en “La favorita”, pues habían altas expectativas de que el premio sería otorgado a Glenn Close por su actuación en “La esposa”. Además la gala no contó con anfitrión por primera vez en 30 años, pero si tuvo mucho español.

Entre los puntos de giro del evento estuvo el gané de dos personas con descendencia afroamericana Regina King (“If Beale Stree Could Talk”) y Mahershala Ali (“Green Book”) quién además es musulmán. Rami Malek hijo de inmigrantes egipcios se llevó el premio a mejor actor, y Alfonso Cuarón quién es mexicano se llevó el trofeo a mejor director.