Andrea González Mesén.5 julio, 2016
 Teatro Popular Melico Salazar
Teatro Popular Melico Salazar

Más allá de alumbrar para que un objeto o edificio sea visible, la luz es una herramienta para crear sensaciones, resaltar detalles y jugar con las texturas y formas. Aplicada a edificios patrimoniales, es capaz de destacar las características arquitectónicas más importantes del inmueble y convertirlo en un elemento llamativo en su entorno urbano.

Dos ejemplos del cambio que puede causar la iluminación correcta se ven en el Teatro Popular Melico Salazar y en la Iglesia de La Soledad en San José.

A este uso de la luz se le conoce como iluminación arquitectónica y ha probado ser una herramienta de rescate histórico, artístico y social. Este permite crear condiciones seguras para los ciudadanos y promover la imagen de la ciudad para los turistas y residentes.

"Posterior a los procesos de restauración, es muy importante invertir en una adecuada iluminación de los edificios patrimoniales. Muchas veces se pierden detalles y dramatismo que se podrían resaltar fácilmente con juegos de luz, para darles un impacto mayor y visibilizarlos en su entorno", comentó William Monge, jefe de Patrimonio del Ministerio de Cultura.

La variedad de productos de iluminación arquitectónica aseguran un gran ahorro energético por medio de la tecnología LED, una larga vida útil y diseños minimalistas que permiten instalarlos sin que se noten sobre la fachada de los inmuebles. Hugo Melgar, de la firma Lightning Designer de Sylvania, comenta que esta tecnología responde a la necesidad de combinar la calidad de la luz y la eficiencia energética con las experiencias de la vida nocturna de las ciudades y su arquitectura.

Los avances tecnológicos y los lineamientos de diseño de espacios y exteriores se fusionan para dar como resultado proyectos de gran impacto, que visibilizan de forma atractiva los edificios emblemáticos de una ciudad, manteniendo el respeto por su historia.

"No todos los edificios requieren LEDs con cambios de color (RGB) para realzar su belleza. Edificios muy antiguos de arquitectura sacra o patrióticos, requieren un respeto profundo en términos de iluminación. La aplicación de LEDs con cambio de color (RGB) programado (DMX) pueden ser aplicados a edificios con diseños modernos, minimalistas y transicionales. Los materiales como vidrio, acero, hierro y concreto en acabado natural son ideales para este tipo de aplicaciones (RGB)", agrega Melgar.

La directora del Teatro Popular Melico Salazar Marielos Fonseca explica que el realce de los edificios con valor histórico "embellece el espacio público y motiva a los ciudadanos a utilizarlo, a la vez que nos hace sentir orgullosos como costarricenses".