.17 enero

Netflix. Si hubiéramos dicho esta palabra hace unos cinco años seguramente que no tendría la misma sensación que tiene hoy: la calma, los días entre las cobijas, los capítulos uno tras otro.

Hay quienes se pasan sus horas de almuerzo viendo el estreno de la nueva temporada o hasta aprovechan el tiempo de tomar café para adelantar unos pocos minutos de un episodio.

Pareciera mentira pensar que el estar frente al televisor por tantas horas resultaría tan fácil, pero es que siendo sinceros, si hace unos años las telenovelas se hubiesen podido ver de corrido, hasta nuestras abuelas sacrificarían el café, por el final inesperado del drama.

Esta plataforma ha logrado abrirse paso en la televisión y cine de manera tan monumental que hasta produce sus propios programas, incluso algunos han sido nominado a premios importantes como los Golden Globes, Emmys, Screen Actors Guild Awards, Oscars y muchos más.

Así que no es extraño que todos pasemos pegados a la pantalla. Si antes eran adictivos los programas, ahora con tan buenas producciones lo son aún más. Pero no se preocupe si ya se terminó la serie que estaba viendo le contamos de algunas que no pueden faltar entre el repertorio de un buen amante de Netflix.

The Crown

Un drama sobre la realeza británica enfocado en la figura de la Reina Isabel II, esta serie que ubica al espectador a partir de la boda con Felipe de Edimburgo, muestra los retos que enfrenta una mujer de 25 años convertida en reina tras la repentina muerte del Rey Jorge VI, su padre. Seis temporadas, de diez episodios cada una, han logrado capturar a los fanáticos de las series y conseguirle así el premio Golden Globes por Mejor Serie de Drama en televisión.

La historia de dos de las direcciones más famosas del mundo: el Palacio de Buckingham y la casa del primer ministro del Reino Unido, y las intrigas, los romances y las maquinaciones detrás de los grandes eventos que moldearon la segunda mitad del siglo XX. Dos casas, dos cortes, una corona The Crown. Netflix.
La historia de dos de las direcciones más famosas del mundo: el Palacio de Buckingham y la casa del primer ministro del Reino Unido, y las intrigas, los romances y las maquinaciones detrás de los grandes eventos que moldearon la segunda mitad del siglo XX. Dos casas, dos cortes, una corona The Crown. Netflix.
Ozark

Esta cautivadora serie fue la encargada de otorgarle a Jason Bateman su nominación en los Golden Globes como Mejor Actor de Drama. Es el personaje de un planificador financiero quien desesperado por salvar a su familia de un cártel mexicano, se ve obligado a lavar dinero y a huir a Ozark, Missouri, evitando a la policía.

Ozark
Ozark
Dark

Una trama alemana que pondría a dudar hasta al más seguro, si es amante del drama, las teorías de conspiración y lo sobrenatural: esta serie es para usted. El misterio de la ciudad de Winden se desarrolla cuando comienza la desaparición de niños, la revelación de misterios familiares, razones de suicidio y vidas dobles. Poco a poco va dejando entrever un misterio cargado por más de tres generaciones. Hay quienes la comparan con Stranger Things y, aunque puede resultar parecida al inicio, es el cautivante desarrollo lo que termina de confirmar lo excepcional de esta trama.

Descrita con la Stranger Things de Alemania, Dark está ambientada en un pueblo de ese país donde la desaparición de dos jóvenes saca a la luz la doble vida y las fracturadas relaciones de cuatro familias. En diez episodios, de una hora de duración cada uno, la historia dará un giro sobrenatural que reunirá a los protagonistas en el mismo pueblo pero en el año 1986.
Descrita con la Stranger Things de Alemania, Dark está ambientada en un pueblo de ese país donde la desaparición de dos jóvenes saca a la luz la doble vida y las fracturadas relaciones de cuatro familias. En diez episodios, de una hora de duración cada uno, la historia dará un giro sobrenatural que reunirá a los protagonistas en el mismo pueblo pero en el año 1986.
Las chicas del cable

Resultaría muy injusto no mencionar una serie Española entre estas recomendaciones y es que la producción y tramas españolas se han ganado su buena posición entre las series más adictivas de la plataforma. Cuatro mujeres durante los años veinte consiguen trabajo en una compañía telefónica que comienza a funcionar en Madrid, la historia nos lleva a enfrentarnos con la dura realidad de la vida de una mujer durante esta época, conflictos familiares, lucha por sus derechos y problemas de amor, envuelven cada capítulo de la serie consiguiendo que no se ni pueda pestañear entre escenas.

Las chicas del cable es una serie exclusiva para Netflix.
Las chicas del cable es una serie exclusiva para Netflix.
Black Mirror

Como si el volverse adicto a una serie no fuera suficiente muestra del apego tecnológico que vivimos en la sociedad actual, Netflix esta vez hizo de las suyas creando esta trama en la que se deja en evidencia como la tecnología controla nuestras vidas y muchas veces saca lo peor de nosotros. Cada capítulo desarrolla una trama diferente, entrelazándose únicamente por el control tecnológico mostrado en cada uno.

Foto: Netflix. Black Mirror, una producción antológica con historias sobre la tecnología y el futuro no tan lejano.
Foto: Netflix. Black Mirror, una producción antológica con historias sobre la tecnología y el futuro no tan lejano.

Hay muchísimas series con tramas enrevesadas y adictivas, comedias, suspensos y demás, pero como tampoco queremos que pierdan todas sus horas de almuerzo, dejaremos algunas pendientes para un siguiente artículo. Mientras tanto, siéntanse libres de envolverse en tramas desde los años veinte hasta los cambios futuristas de la sociedad.