Cecilia López.4 marzo

Si es amante del mar y desea descubrir un mundo totalmente distinto a la vida terrestre que conoce, no lo dude más y consiga su licencia de buceo que le permitirá bucear no solo en el país, sino que en todo el mundo.

Sabemos que Costa Rica es reconocida por sus selvas y playas hermosas, pero son muy pocos los que se atreven a sumergirse en el océano costarricense para descubrir otro paraíso, lleno de colores y vida, escondido en las profundidades.

En el mundo existen diferentes agencias de buceo como: SSI, ACUC, NAUI, BSAC, CMAS, PADI, entre otras. En el país, las más comunes son la Asociación Profesional de Instructores de Buceo (PADI) y la Asociación Nacional de Instructores Submarinos (NAUI).

En el buceo existen curso que determinan nuestras habilidades y las experiencias que podemos afrontar, según nuestro conocimiento. Hay muchos niveles de buceo, sin embargo, los 4 principales son:

Open Water Diver: En este nivel se aprende los conceptos teóricos y prácticos básicos del buceo.

Advanced Open Water Diver: Consolida lo que ha aprendido y se desarrollan nuevas capacidades para introducirse en nuevas formas de divertirse con el buceo.

Rescue Diver: Como buzo de rescate se aprende a intervenir eficazmente en casos de emergencia de buceo.

Divemaster: En este nivel se aprenden técnicas de liderazgo de buceo, aumentando la capacidad de resolución de problemas.

Foto: Shutterstock.com
Foto: Shutterstock.com
Buzo de aguas abiertas

Si desea iniciar su vida como buzo, el primer nivel para aprender a bucear será el de Aguas Abiertas, el cual explica las bases fundamentales como: preparar el equipo, realizar inmersiones de manera segura, porque, a pesar de que es una actividad relajante, el buceo se considera un deporte extremo y se deben tener los cuidados necesarios para evitar accidentes.

Este título le permitirá bucear hasta 18 metros de profundidad y alquilar equipos de buceo alrededor del mundo, pero si desea seguir perfeccionando su técnica, puede seguir buceando, adquiriendo experiencia, y sacar otro curso como el “Advanced Open Water Diver”.

A continuación le mostramos los pasos necesarios para que usted consiga su licencia como “Open Water Diver”, el cual puede sacarse en cuestión de una semana, y le permite sumergirse en las profundidades del mundo:

Paso 1: Llevar las lecciones teóricas con su escuela de buceo.

Paso 2: Llevar un curso práctico en una piscina, para experimentar por primera vez la respiración con el tanque de aire debajo del agua y aprender técnicas básicas.

Paso 3: Aprobar el examen teórico, con el 75% de las preguntas acertadas.

Paso 4: Realizar una gira junto a los instructores de la escuela, a una costa del país para bucear en mar abierto por primera vez.

Una vez conseguida su licencia, se le otorgará una bitácora que deberá llevar siempre con usted cuando vaya a bucear, ya que su instructor y los futuros guías con los que realice buceo le deberán anotar las horas de inmersión. Con la acumulación de tiempo de buceo puede optar por otro nivel.

¿Cuál escuela de buceo escoger?

Algunos buzos prefieren PADI, ya que la marca es más conocida alrededor del mundo y ya trae una cierta garantía de calidad, sin embargo, otros optan por NAUI, ya que sus cursos están enfocados en la enseñanza cara a cara.

No obstante, ambas escuelas son reconocidas por todo el mundo y licencian buzos con las mismas habilidades. Incluso, se puede cambiar de escuela sin empezar desde cero, por ejemplo, certificarse en PADI Open Water y luego cambiar a NAUI por el Advance.

Mayra Gutiérrez Morúa, dueña de la escuela de buceo Mundo Acuático en Costa Rica, fue la primera mujer costarricense en ser buza. Actualmente, la escuela de buceo de Gutiérrez, la cual fue una de las primeras del país, puede certificar con una licencia NAUI y PADI.

El buceo no significa adrenalina, todo lo contrario. Después de la teoría y la práctica en la piscina, uno se da cuenta de que resulta una actividad muy relajante. “Antes de entrar a bucear, lo que se podría percibir por primera vez es un poco de ansiedad ante este mundo desconocido, pero ya una vez que se entra se puede llegar a pensar que no es un deporte extremo, sino súper relajante, porque tenés todo un panorama que logra bajar la respiración y se disfruta”, comentó Gutiérrez.

Asimismo, la dueña de Mundo Acuático expresó que en el buceo también se intenta inculcar el cuidado del medio ambiente, mediante una explicación detallada y un momento para recoger basura de la playa, durante la gira en la costa.