Mónica Morales.20 junio

Escaparse de la rutina, respirar aire fresco y disfrutar de la montaña no tiene por qué ser lejos o caro. A una hora y media del centro de San José está Copey de Dota, un paraíso donde se cultiva uno de los mejores granos de café de nuestra tierra y donde los quetzales adornan con sus colas las copas de los árboles.

Descanso. Eso es lo que se vive en la zona, pero no tiene por qué ser un descanso inactivo de estar tirada en una cama o un sofá; al contrario, es una oportunidad para meditar, caminar por senderos, aprender sobre el cultivo de café y aguacate, y admirar aves.

Dota es un distrito de San José y, junto con León Cortés y Tarrazú, forma para de la Zona de los Santos. Famosa por su actividad cafetalera y turismo. Copey es uno de sus tres distritos.

Hay dos maneras de llegar a este destino: la primera es tomando la Carretera Interamericana Sur, desviándose en el km 52 en el lugar conocido como El Empalme. La segunda ruta, por la carretera a Acosta, con un desvío en Tarbaca; de aquí se toma una ruta que conduce por las poblaciones de San Pablo de León Cortés y San Marcos de Tarrazú hasta Santa María. Esta última es una ruta de hermosas vistas.

En el trayecto no es necesario un carro doble tracción, pero sí debe tomar en cuenta que las calles son angostas y las curvas pronunciadas. Además, por las noches la neblina atenta con la buena visibilidad, así que lo mejor es viajar de día y con las luces encendidas.

Copey de Dota. Foto: Mónica Morales
Copey de Dota. Foto: Mónica Morales
Hospedaje y gastronomía

Las páginas web nos recomendaron hospedarnos en el hotel Cedrela Eco Lodge. Le hicimos caso a los buenos comentarios y reservamos una noche. La cabaña de madera es perfecta para que los sentidos se empiecen a ubicar en un lugar donde el estrés quedó kilómetros atrás.

Durante el día el clima suele ser caliente y no le debe faltar el bloqueador solar, pero por la noche, una piyama arropada y un buen suéter serán necesarios. Si quiere disfrutar de una chimenea, solo pídale a los jóvenes de la recepción que le ayuden y ellos le facilitarán la leña para pasar una acogedora noche alrededor del fuego.

El complejo tiene un importante enfoque ambiental, por lo cual cuenta con estaciones de reciclaje y su propia huerta de donde proviene la materia prima del desayuno y la cena. Esto nos da pie para seguir hablando de una de las mejores partes de este alojamiento: la comida.

El desayuno buffet es variado, con café de la zona, jaleas hechas con las moras recogidas el día anterior, pan integral y jugo natural sin azúcar. Sano y perfecto para recargar energías para las actividades del día.

Copey de Dota. Foto: Mónica Morales
Copey de Dota. Foto: Mónica Morales

Cedrela no ofrece almuerzo pero sí snacks y café durante todo el día. Otra alternativa es ir al restaurante La Catarata y, además de la comida, disfrutar del sonido de la caída de agua por la montaña; o, si lo prefiere, puede ir a Santa María de Dota y comerse un panini con un exquisito café en la cafetería Privilegios (catalogada como una de las mejores del mundo).

Para la cena, ni lo piense dos veces, tiene que reservar su comida en el restaurante de Cedrela. En el menú se ofrecen productos de la zona como trucha, ensalada con legumbres de la huerta y un exquisito helado de aguacate de la cosecha de la finca.

El gran atractivo: los quetzales

Copey y sus alrededores son uno de los mejores lugares para la observación de aves de Costa Rica, como el trogón, colibríes y el famoso e impresionante quetzal, entre otras más de 160 especies que sobrevuelan la zona.

El quetzal atrae a turistas nacionales y extranjeros que viajan a este destino con el único objetivo de obtener una foto de esta impresionante ave de larga cola y espléndidos colores. Así que no se extrañe si ve a grupos de personas con equipos fotográficos profesionales y lentes de gran alcance. Esta es la norma en la zona.

La mejor época para ver estas aves, va desde enero hasta abril, es cuando cosecha el aguacatillo, una de las frutas preferidas.

En la zona se ofrecen los tours de quetzales que inician a las 6 a. m y consiste en hacer una caminata en el bosque nuboso para poder observar esta ave. Este tour tiene una duración de aproximadamente dos horas con un guía de la zona especializado en la observación de estas aves y quienes conocen los lugares frecuentes donde se pueden apreciar.

Otro tour que también llama la atención de los turistas es el de café, donde podrá conocer el proceso desde la siembra de la planta hasta que se sirve en una taza para su degustación.

La vecina: Santa María de Dota

Esta es la cabecera del cantón de Dota y ahí encontrará mayor cantidad de comercio. En el parque de Santa María se ubica el Monumento a los héroes caídos de la Revolución de 1948. Es una obra del artista Luis Umaña Ruiz, representa la figura de una mujer que con sus brazos, protege a un grupo de mujeres y hombres, haciendo alusión a la Madre Patria Costa Rica salvaguardando a los costarricenses. Esta obra pesa alrededor de 90 toneladas.

En este mismo pueblo se encuentra la Cooperativa CoopeDota RL, que brinda tours guiados sobre el café, que involucra todo el proceso de preparación del café que va desde la recolección y secado, hasta poder disfrutarlo en una cafetería de la misma cooperativa. CoopeDota produce el primer café del mundo certificado como carbono neutral.

Santa María de Dota fue catalogada por el diario estadounidense The Huffington Post, como una de las 10 ciudades alrededor del mundo que todo amante de café debe visitar.