Mónica Morales.17 marzo

Más paseos, aunque sea por menos días. La Encuesta Anual de Escapadas de Fines de Semana de Enterprise reveló que más personas están reportando un mayor deseo de escaparse los fines de semana en 2019 que el año pasado, y la mayoría de ellas resumen el motivo con una sola razón: el estrés.

Los participantes afirman que están más estresados ahora en comparación con esta misma época el año pasado, y que toda esa presión hace que quieran escaparse más los fines de semana. Tres de cada cuatro personas dicen que no solamente planean escaparse un fin de semana en 2019, sino que esperan hacer cinco viajes este año; dos viajes más de los que se hicieron en 2018.

Y escaparse no necesariamente significa viajar a un destino lejano. La mayoría de la gente (el 85 %) está de acuerdo con que planear un viaje corto es menos estresante que planear unas vacaciones largas. Según los resultados de la encuesta, el 55 % de los viajeros están planeando viajes dentro de las 300 kilómetros de su hogar.

Recorrido por Puntarenas donde empiezan a llegar familias de diferentes partes para empezar a disfrutar la temporada de vacaciones en esta provincia / en la foto Vera Serrano quien se aarto de su familia para meditar en soledad y según dice el mar le ayuda a hacerlo ya que tuvo un accidente hace 7 meses y aprovecha estos momentos de soledad para darle gracias a Dios,ella viene desde Paraiso de Cartago / Fotografía: John Durán
Recorrido por Puntarenas donde empiezan a llegar familias de diferentes partes para empezar a disfrutar la temporada de vacaciones en esta provincia / en la foto Vera Serrano quien se aarto de su familia para meditar en soledad y según dice el mar le ayuda a hacerlo ya que tuvo un accidente hace 7 meses y aprovecha estos momentos de soledad para darle gracias a Dios,ella viene desde Paraiso de Cartago / Fotografía: John Durán

Y lo están haciendo de una manera simple; la segunda excursión de fin de semana más común será visitar la casa de un familiar o de un amigo. Aunque las vacaciones más caras son menos probables este año, aquellos que se tomaron escapadas de fines de semana en el 2018 y que están planeando volver a hacerlo en el 2019 afirman que gastarán lo mismo (el 58 % de ellos) o gastarán más (el 33 %) durante sus viajes en 2019.

“Estamos viendo que cada vez más, los viajeros desean tomarse unas vacaciones simples, con bajo nivel de estrés que les permitan relajarse y dejar sus preocupaciones en casa”, dijo Steve Short, vicepresidente de Enterprise.

“Este año, nuestra encuesta reveló que en lugar de tomarse unas vacaciones largas y complicadas, más participantes prefieren hacer viajes de fines de semana. Y no solamente están eligiendo destinos cerca de su hogar, sino que también están optando por desconectarse completamente y convertir sus viajes de fines de semana en un escape del estrés de sus trabajos y otras responsabilidades”.

En comparación con el año pasado, la cantidad de gente que dijo que el hecho de dejar sus teléfonos en casa convierte sus viajes cortos en escapadas del estrés se duplicó, y el 87 por ciento de los participantes cree que apagando las alertas de sus aparatos (del correo electrónico, de los medios sociales, de las noticias) es lo mejor que uno puede hacer cuando se trata de verdaderamente escaparse del estrés.

Regreso de turistas al Valle Central después de vacaciones. Foto Jeffrey Zamora
Regreso de turistas al Valle Central después de vacaciones. Foto Jeffrey Zamora

La encuesta también reveló que tomar escapadas de fines de semana con bajo nivel de estrés puede mejorar considerablemente el humor de los viajeros. Entre los encuestados que planean tomarse una escapada de fin de semana durante el invierno este año, más de la mitad están de acuerdo con que su estado de ánimo sufre durante el invierno y el 82 % aseguraron que un viaje les ayuda a escaparse de la depresión que les provoca el frío. Casi todos los participantes dijeron que las escapadas durante el invierno los revitalizan, los relajan y los satisfacen.

Aunque sus viajes sean más cortos, los viajeros aprovechan al máximo cada momento, especialmente emprendiendo nuevas actividades al aire libre. La encuesta dio a conocer que:

– El 58 % de los participantes creen que llevar a cabo una actividad completamente nueva o una experiencia que nunca habían tenido es lo que hace que un viaje de fin de semana se vuelva una verdadera escapada del estrés.

– El 48 % de aquellos que tomarán un viaje de fin de semana en 2019 planean explorar destinos al aire libre, mientras que solamente el 16 % planea viajar a una ciudad grande, una reducción comparada con el 24 % del año pasado.

“Estos viajes cortos de fines de semana pueden tener enormes beneficios positivos cuando se trata de aliviar el estrés y mejorar el estado de ánimo de las personas”, dijo Jonathan Alpert, psicoterapeuta, entrenador de rendimiento y autor de Be Fearless: Change Your Life in 28 Days (Sin Temor Alguno: Cambia Tu Vida en 28 Días).