José Pablo Alfaro Rojas.8 febrero, 2018

En el mapa aparece con su pelicular nombre y cerca de otros spots que ya había visitado, como Pochote y Tambor. ¿Cómo fue que pasé tan cerca de esta playa y no la vi? Según el mapa, tiene forma de media luna y la rodean palmeras y árboles; según los lugareños es uno de los parajes ‘chineados’ de la zona por su arena blanca.

¡Cómo no la vi! Será que esta playa hace honor a su 'apellido' y es como una de esas películas de terror con espíritus que se ven por un segundo y luego se desaparecen, sin dejar rastro alguno.

Así se ve playa Muertos desde las alturas. GOPlaya.cr
Así se ve playa Muertos desde las alturas. GOPlaya.cr

Yo no lo creo, y si tanto da de qué hablar, tenía que encontrarla. Playa Muertos pertenece a la Península de Nicoya, se ubica entre Paquera y Tambor, y prácticamente detrás del manglar de Pochote.

Justamente llegué a Pochote en busca de respuestas. Una señora que alquila kayaks me explicó que había distintas maneras de llegar hasta la playa, por desgracia ninguna tan sencilla como hubiera querido.

Lo más fácil era esperar a que subiera la marea, tomar un kayak y moverme hasta este destino, en un recorrido de entre 20 y 30 minutos, dependiendo de las habilidades de cada persona. Yo de fijo hubiera durado 30, así que lo descarté.

La opción dos: alquilar un bote y pedirle al capitán que me llevara a playa Muertos.

Por último, y quizás la más difícil, tomar el camino en carro y luego caminar por un trayecto de piedras en marea baja hasta encontrármela.

Tomé la tercera opción y ojo, no quiere decir que sea la mejor. La señora me avisó, me dijo que me esperaba tremenda caminada, pero no le hice demasiado caso.

El punto es que le di la vuelta al manglar en carro, por un camino que superé en casi 15 minutos. La verdad es que no está tan dañado y lo disfruté.

Se conduce hasta pegar con cerca y después toca la caminata. Cuando la marea está baja, se aprecian miles de piedras que conforman el trayecto.

Si la marea sube, no se puede pasar. Yo topé con suerte y empecé a saltar piedra por piedra, con cuidado de no caerme ni resbalarme.

Cerca de 600 metros en un camino duro, cansado y con el sol pegando sobre mi cara, pero todo bien.

Así se ve el camino que lleva a playa Muertos en la Península de Nicoya. GOPlaya.cr
Así se ve el camino que lleva a playa Muertos en la Península de Nicoya. GOPlaya.cr

Mientras la playa sea tan increíble como lo dicen los lugareños, el esfuerzo habrá valido la pena. En medio de las congojas por superar los obstáculos, me quedé pensando en un spot que visité en Golfito.

Me lo recomendó un local y no me gustó demasiado. ¿Será que esta vez me pasaría lo mismo? Tremendo esfuerzo para casi nada...

Llegué sudando hasta tocar la arena y por dicha no me arrepentí. De verdad es blanca, con un mar cristalino.

Las palmeras altas bordean toda esta playa en forma de media luna, con algunos otros árboles que se recuestan sobre la costa.

Playa Muertos es de arena blanca y tiene un oleaje suave. GOPlaya.cr
Playa Muertos es de arena blanca y tiene un oleaje suave. GOPlaya.cr

Un grupo de turistas disfruta bajo la sombra y dos yates se parquean casi al frente de la playa, una prueba inequívoca de que vale la pena estar allí.

En poco tiempo, espero volver a Playa Muertos. De fijo lo haré en kayak.