Daniella Víquez.14 septiembre, 2017
Un conteo por las delicias de la cocina costarricense
Un conteo por las delicias de la cocina costarricense

En la redacción de Perfil decidimos para este 15 de setiembre hacer un pequeño recuento de nuestras comidas típicas favoritas, además de acompañamientos y antojos dulces, porque en el país tenemos riquezas gastronómicas que nunca debemos olvidar y que entusiasman nuestros corazones.

A los ticos nos gusta quedar satisfechos. Ya sea para desayunar o para almorzar, aquí nuestra selección de platos completos:

Rice 'n beans: Una comida que combina los dos productos de la dieta diaria del costarricense; arroz y frijoles, con lo mejor del Caribe: leche de coco y sabor picante con chile panameño. Además, se suele acompañar con pollo caribeño igual de delicioso.

Tamales: La preparación que conlleva hacer tamales y el momento del año que remite al costarricense: la fiestas navideñas y los rezos en enero hacen que los tamales se merezcan un puesto indiscutible en esta lista. El tamal es masa de maíz rellena de carne o de cerdo, vegetales al gusto y siempre está envuelto en una hoja de plátano. La tamaleada es cuando las familias se reunen para hacer tamales.

Olla de carne: Un favorito para los más soperos y una receta clásica de nuestras abuelas. Es una sopa de verduras propias de nuestro país, con carne de res que suelta todo el sabor y resulta en un aroma reparador para cualquier mal.

Chifrijo: La polémica de su nombre, no le quita al chifrijo su puesto en este listado y es que la combinación de chicharrón, pico de gallo, arroz y frijoles tiernos es totalmente criolla y saborsa.

Casado: Es el almuerzo de todos los días de muchos costarricenses: una distribución de porciones con todo lo necesario para una jornada larga de trabajo. Arroz fresco, frijoles, maduros, ensalada, variaciones con vegetales, puré de papa, huevos y casi cualquier otra cosa puede ir en un casado. ¡Y la verdad es que el cuerpo lo agradece!

Ceviche y caldosas: Ceviche hay de todo tipo. Los más clásicos son hechos con corvina, pero también hay de mariscos, pulpo o camarones. Tiene cebolla (morada o blanca), chile dulce y culantro, todo finamente picado y obviamente con mucho limón. Además, combinar los ceviches con Picaritas o Picaronas lo convierte en caldosas: otra maravilla de la gastronomía costarricense.

Una publicación compartida de Miranda (@crowmiranda82) el 7 de Sep de 2017 a la(s) 9:06 PDT

Una publicación compartida de Denis García (@dagaragui) el 7 de Ene de 2016 a la(s) 12:37 PST

La vieja confiable.

La selección “la vieja confiable”, es para esos acompañamientos ideales para el café o la tarde, nunca nos dejan de sorprender y hacen que su tarde mejore.

Tortilla queso: un bocadillo rápido y reconfortante, las mejores tortillas son las palmeadas a mano y hechas con cariño.

Gallo pinto: Un desayuno completo que puede impresionar a los turistas pero que para cualquier tico es cosa de todos los días. Como el rice n beans, incluye arroz y frijoles, pero sin la salsa caribeña. Más bien se acompaña con natilla (nata, crema agria) o con salsa Lizano (o inglesa, pero nadie le dice así), una salsa de especies criollas y vegetales.

Chorreadas: favor no confundir con tortillas de queso. Las chorreadas son su propia legislación: tortillas preparadas con elote pero que tienen un sabor dulce único y pueden -deben- ser acompañadas con natilla.

Una publicación compartida de Pri Genoma (@prigenoma) el 30 de Dic de 2016 a la(s) 11:57 PST

Arroz con leche: No entiendo muy bien quien tuvo la idea de combinar el arroz con la leche pero se lo agradezco. Este postre o acompañamiento para el café, puede cocinarse con canela y clavos de olor. En realidad, es un postre muy común en todo América Latina y en la península ibérica. Con leche condensada o con pasas, hay muchas variantes y apuesto que el de su mamá es el mejor del mundo.

Bonus:

Un fresquito: Cuando salimos del país nos podemos dar cuenta de que un jugo natural no es cosa de todos los días: es casi un lujo. En el país contamos con deliciosas frutas como la maracuyá, el mango, la sandía y las fresas para tener los mejores refrescos en casi todos los restaurantes.