Brenda Alfaro.5 abril

Paolo Esquivel es el fundador de esta nueva pyme dónde se pueden encontrar productos como conocido “chiliguaro”, “el señor chilli” o “miguelito de fresa”, combinaciones a cargo de manos experimentadas y creativas.

Hace cuatro años Esquivel comenzó a poner en realidad su nueva empresa junto a Jocellyn Solís, su pareja. Ambos aseguran que el proyecto no hubiera sido posible de no ser por la cadena de valor que lo complementa “Desde los que recogen el café con el que elaboramos nuestra horpacha,los que siembran los chiles con los que preparamos nuestro amado Sr. Chili, o los que se encargar de bajar las pipas para que nos llegue nuestro coco rallado”, explica el fundador.

El producto no es el único que se lleva atención, la presentación y envases también son parte clave para los dueños, los llamativos frascos y botellas van desde los 1000ml hasta los 500ml, los precios van de los ¢5.000 y ¢10.000, y pueden conseguirse en bares, licoreras y tiendas de emprendimiento nacional.

Jocellyn Solís y Paolo Esquivel ofrecen sus productos en bares, licoreras, tiendas de emprendimiento nacional y ferias. Foto: Cortesía Avenida Zarpe.
Jocellyn Solís y Paolo Esquivel ofrecen sus productos en bares, licoreras, tiendas de emprendimiento nacional y ferias. Foto: Cortesía Avenida Zarpe.

“Lo que más nos gusta es participar en las ferias de emprendedores y otras para poder tener un contacto más directo con las personas y compartir con más gente la experiencia de probar las bebidas juntos, escuchar sugerencias e intercambiar ideas”, comentó Jocellyn.