Andrea González Mesén.11 junio

Anthony Bourdain, una de las personalidades más destacadas del mundo culinario, cambió nuestra forma de percibir la comida a través de una mirada única y una personalidad cautivante.

El experto gastronómico, viajero por pasión y presentador falleció en Francia el pasado 8 de junio. En su memoria National Geographic anunció el estreno de la última película en la que el Bourdain fue parte.

Foto de archivo- 11 de setiembre, 2016. Anthony Bourdain ganador del premio por series informativas sobresalientes asiste a los Premios Emmy de Artes Creativas en el Teatro Microsoft de Los Ángeles. Bourdain fue encontrado muerto en su habitación de hotel en Francia, el viernes 8 de junio de 2018, mientras trabajaba en su serie de CNN sobre tradiciones culinarias de todo el mundo. (Foto de Richard Shotwell / Invision / AP, archivo)
Foto de archivo- 11 de setiembre, 2016. Anthony Bourdain ganador del premio por series informativas sobresalientes asiste a los Premios Emmy de Artes Creativas en el Teatro Microsoft de Los Ángeles. Bourdain fue encontrado muerto en su habitación de hotel en Francia, el viernes 8 de junio de 2018, mientras trabajaba en su serie de CNN sobre tradiciones culinarias de todo el mundo. (Foto de Richard Shotwell / Invision / AP, archivo)

Su último film a una de las principales problemáticas que enfrentó como chef: el desperdicio de comida.

“Wasted! The Story of Food Waste” se estrenará el sábado 16 de junio a las 7 p. m. (hora de Costa Rica) por National Geographic. La cinta es producida y narrada por Bourdain en ella explora las principales, pero desconocidas, causas del desperdicio de alimentos: desde la agricultura industrial hasta las cadenas de supermercados y cafeterías escolares.

Esta producción de alto impacto busca cambiar la manera en que las personas compran, cocinan, reciclan y consumen sus alimentos. A través de la mirada de chefs como Bourdain, Dan Barber, Mario Batali, Massimo Bottura y Danny Bowien. Se muestra cómo los más influyentes de la gastronomía aprovechan al máximo todo tipo de comida, transformando lo que muchos considerarían residuos en platos increíbles para crear un sistema de comida más seguro y eficiente.