Ricardo Alvarado.Hace 4 días

Uno de los momentos más importantes del año: la cena de Nochebuena. Desde el pavo hasta las uvas, cada país se diferencia por un plato o una bebida tradicionales para esta ocasión tan importante.

Hagamos un recorrido por la gastronomía del mundo para conocerlos ¡Iniciemos!

Alemania: Los platos principales de Navidad son el ganso asado y la carpa, aunque el cochinillo y el pato también se consumen, junto con bebidas como ponche y Glühwein.

Las comidas típicas incluyen patatas asadas acompañadas de las diversas formas de col, como el repollo morado, la col rizada y la col de Bruselas. En algunas regiones se cena el día de Navidad en lugar de la Nochebuena. En estos casos, la cena en la víspera de Navidad suele ser sencilla y consiste en salchichas (como Bockwurst o Wiener) y ensalada de patatas. Los dulces y pasteles de Navidad son casi obligatorios, entre ellos mazapán, galletas de especias (Lebkuchen), galletas de jengibre y varios tipos de panes y pasteles.

Foto: Shutterstock.com
Foto: Shutterstock.com

Argentina: La tradición tiene muchas influencias italianas y españolas. Por ser verano, se prefieren los platos fríos, tales como arrollados de carne vacuna, pollo o fiambre alemán, entre los que se puede encontrar la llamada ensalada rusa, vitel tonné (carne vacuna en salsa de atún) o el tradicional asado que varía dependiendo de la zona del país. Por ejemplo, en la Patagonia (el sur) se come cordero; en Mendoza, el famoso Chivito, y, en la zona de Buenos Aires, carne de vaca o lechón.

Se suele servir el Panettone (pan dulce) al final de las comidas navideñas, junto una copa de sidra. El brindis se hace siempre también con sidra y después se consume mayormente bebidas como cerveza, fernet, vino y tragos como daiquiri.

Brasil: La cena navideña de los brasileños se asemeja a la del Reino Unido, pero con toques más exóticos. El protagonista de la mesa es el Roast Chester relleno de frutas. En las zonas costeras cenan bacalao salado frito. Los acompañamientos incluyen arroz, repollo y ensaladas de verduras mezcladas con frutas secas.

Chile: La cena de Navidad en este país está altamente influenciada por las costumbres francesas y alemanas: se suele servir algún tipo de carne asada o pavo relleno, acompañado de papas duquesas, asadas o ensalada rusa, y, como postre, helado (debido a la época del año). También se suelen consumir platos típicos como el pan de Pascua (bizcocho con frutos secos) y Cola de Mono (bebida alcohólica a base de aguardiente, leche y café).

Colombia: En la Nochebuena en Colombia se come pavo relleno (en la región del Caribe, sobre todo), lechona (cerdo relleno y horneado), pernil de cerdo, pavo asado o tamales. Como postres se encuentran buñuelos, natillas, galletas, dulces caseros y frutas, especialmente uvas. Usualmente se acompañan con nueces, aceitunas, uvas pasas y alcaparras.

Dinamarca: Un cerdo asado acompañado de papas hervidas hace parte del menú de los daneses en Nochebuena. Su postre favorito es el arroz con leche cubierto con crema y salsa de cereza. Dentro se esconde una almendra pelada y el invitado que la encuentra recibe un regalo por parte del anfitrión.

España: En España la gastronomía navideña tradicional suele basarse en platos con abundantes dulces. En la actualidad estas costumbres han cambiado y suelen ser comidas familiares abundantes. Existen tres comidas en la celebración culinaria española de la Navidad, y son: las celebradas en el día de Nochebuena (cena), la de Nochevieja (cena) y la de Reyes (merienda). Se caracterizan por festejar tradiciones cristianas. Cabe destacar los postres propios de la época: turrones (principalmente los tradicionales, turrón blando o de Jijona y turrón duro o de Alicante), los polvorones, dátiles, mazapanes (en sus múltiples variedades como figuritas, pastel de Gloria, pan de Cádiz), peladillas (afamadas las elaboradas en la población valenciana de Casinos, donde también es tradicional la elaboración de turrón artesanal), alfajores, roscos de vino, o sopa de almendra (Madrid), entre otros dulces.

Foto: Shutterstock.com
Foto: Shutterstock.com

Estados Unidos: Si esperaban la típica cena que siempre vemos en películas, pues no… Esa cena que estamos acostumbrados a ver corresponde al Día de Acción de Gracias. En cambio, en Nochebuena eligen un jamón glaseado o carne asada como plato principal con papas gratinadas y ensalada Waldorf. Como postre, un delicioso pastel de calabaza y pudín de Navidad.

Filipinas: Los filipinos, antes de cenar, tienen que asistir a una misa a medianoche. Seguidamente degustan platillos tradicionales como el jamón de navidad y una variedad de espaguetis carbonara. Sin embargo, cualquiera que sea el plato principal, la cena no estará completa sin una bola de queso Edam envuelto en cera de parafina roja.

Islandia: Los islandeses preparan la tradicional ‘carne colgada’. Generalmente, la carne es de cordero y se deja en vinagre durante un par de días antes de ser ahumada con leña. Se sirve con papas en salsa bechamel, guisantes y repollo rojo, y un pan delgado y crujiente.

Italia: La mayoría de las familias celebran ‘La fiesta de los siete peces’ con sus platos tradicionales como bacalao seco, espagueti con almejas, lasaña y muchos tipos de pasta.

Además, en Italia las tradiciones culinarias están polarizadas en dos zonas. En el norte por lo general se comen aves de corral, a menudo rellenas, asadas o hervidas y condimentadas con salsas, como la mostarda. En el sur de (desde Roma hacia el sur) se come la anguila capitone frito, que es típica de la víspera de Navidad, cordero asado o pescado.

Foto: Shutterstock.com
Foto: Shutterstock.com

Los dulces navideños son por supuesto muy variados como el Panettone (muy típico de la ciudad de Milán), el Pandoro (en Verona) o el Panforte (en la Toscana).

México: En este país el plato principal suele ser el pavo, pero también se pueden servir diferentes preparaciones tradicionales, como tacos y tamales. El postre por excelencia siempre será la rosca de Reyes, un bollo elaborado con una masa dulce adornado con rodajas de fruta cristalizada.

Nicaragua: El plato típico es el arroz a la valenciana –la versión latina de la paella de España–, gallina de patio, y naca tamal (un tamal hecho de harina de maíz, pollo o cerdo). Se sirve pan recién salido del horno y hecho en casa. Como postre se comen bizcochos y se toma ponche, que es una bebida hecha de ron con huevo batido.

Panamá: La tradición es cenar a la medianoche con pavo, jamón, tamales, ensaladas de papas, rosca de huevo y frutas. No faltan en la mesa de los panameños el dulce de frutas y el ponche de ron, además del arroz con guandú (algunas veces también guandú y leche de coco) para acompañar el jamón y el pavo.

Perú: El plato principal suele ser pavo, pero también se puede cambiar por un pollo a las brasas, acompañado de ensalada rusa o de manzana. Sin embargo, lo que no debe faltar es una taza caliente de chocolate y un exquisito panetón.

Reino Unido: En la tradición gastronómica navideña del Reino Unido se encuentra el Christmas pudding, que es un pudín elaborado con ciruelas y frutos secos. Es frecuente la elaboración de galletas de jengibre y diferentes pasteles como el muy popular brandy butter, el trifle, el Christmas cake, los Christmas muffins, el yule log (tronco de Navidad). La tradición anglosajona marca el uso del pavo asado para la cena de Nochebuena.

Sudáfrica: Jamón glaseado, pavo, pierna de cordero y cangrejo de río son parte del menú para esta noche tan especial. Acompañados de maíz a la parrilla, ensalada de papás, verduras y una gran variedad de salsas, comida digna de una gran parrillada.