Por: Andrea González Mesén.  9 julio

El restaurante Poke, conocido en nuestro país por incursionar con este platillo hawaiano, abrió su segundo local en Lindora.

Su nuevo espacio cuenta con una infraestructura fresca y mezcla el gusto de sus dueños por lo industrial y minimalista. Ubicado en el segundo piso del centro comercial Urban Plaza, dispone de una terraza perfecta para disfrutar de sus platos.

La oferta gastronómica es clara: el Poke hawaiano, que hace referencia al corte fresco de pescado que se sirve sobre un tazón.

Restaurante Poke, de los propietarios William Ayrc y Daniel Loria. Foto Jeffrey Zamora
Restaurante Poke, de los propietarios William Ayrc y Daniel Loria. Foto Jeffrey Zamora

William Ayre, chef y propietario de Poke, es el maestro de la obra y quizá el responsable de hacer este platillo una opción deseada en Costa Rica.

Cuenta que el proyecto con este plato en Costa Rica nació en su primer restaurante en las playas del Coco. Luego de cuatro años de éxito decidió aliarse con Daniel Loría para crear juntos lo que hoy conocemos como “Poke”.

La creatividad de Ayre y su experiencia gastronómica internacional han sido claves para que este restaurante ofrezca tantas mezclas posibles como se pueda.

William es amante del turismo, pero no de cualquiera, de aquel que lo lleva a conocer culturas a través de los sabores para luego dar rienda suelta a su imaginación en la cocina.

Pantalla completa Reproducir
1 de 15

Salmón, atún, camarón, pulpo, tofu y pollo; arroz, arroz integral, col rizada y verduras; crujientes, sopas y más 18 variedades de salsas, son parte de los aportes de este chef.

Los propietarios coinciden en que el secreto de sus platos radica en la frescura de los ingredientes en su mayoría de producción y pesca nacional.

Poke cuenta con ambiente que dan ganas de estar en la playa y relajarse. La música es alegre a un volumen perfecto para poder conversar.

Los propietarios planean la apertura de un nuevo local en el Este del GAM a finales de año. La inversión de este segundo restaurante fue de $150.000.