Andrea González Mesén.30 enero

El menú se ve deliciosos, llega la comida a la mesa y está de fotografía, pero se ha preguntado ¿qué pasa realmente en la cocina?

Este miércoles 30 de enero el Ministerio de Salud junto al Ente Costarricense de Acreditación (ECA) anunciaron la implementación de una certificación que garantiza la inocuidad y calidad del servicio que ofrece la industria de la gastronomía.

Con el Certificado Sap de Cumplimiento (CSC) los consumidores tendrán seguridad de que lo que están comiendo cumple con las normas de higiene, manipulación y preparación de alimentos mínimas indicadas por el Ministerio de Salud, aprobadas desde el 2013 para el Sector de Servicios de Alimentación al Público (SAP).

Este certificado tiene una vigencia de 12 meses, es realizado por profesionales en Tecnología de Alimentos y Nutrición.

“El servicio de inspección facilitará al Ministerio de Salud verificar los establecimientos, ya que los que obtengan el certificado CSC pueden demostrar que cumplen el reglamento 37308-S. Además, el certificado tiene reconocimiento nacional e internacional”, comentó Francisco Soto, director Chaso del Valle, empresa encargada de evaluar el reglamento del estado.

Salud pública

Denis Angulo, Viceministro de salud, aseguró que cada año en el mundo mueren 2 millones de personas a causa enfermedades por transmisión de alimentos contaminados, lo que constituye un gran peligro para la salud, de acuerdo con informes de la Organización Mundial de la Salud.

“La inocuidad de los alimentos es un tema salud pública, en Costa Rica se reportan 312 mil episodios de diarrea atendidos por año, de los que en promedio al año mueren 75, siendo niños menores de 5 años y adultos mayores los más vulnerables”, comentó el Angulo.

La ley general de salud faculta al Ministerio de salud a emprender acciones que van desde registro de alimentos hasta el control e inspección de la industria, según Angulo, desde este marco legal se derivan una serie de normas que deben cumplir los servicios de alimentación al público del país.

María José Gurdián, inspectora de CSC, explicó que se evalúan siete puntos críticos de control: temperaturas de control por el control de patógenos, procesos de recalentamiento, carnet de manipulación de alimentos, permisos de funcionamiento, plan de limpieza y control, que no exista contaminación cruzada y que las personas que están laborando no tengan heridas visibles o expuestas.

“Estos puntos son indispensables cumplirlos. No hay negociación alguna. Es lo que no se puede fallar”, comentó.

En la página GO2Food puede encontrar información de los establecimientos que han realizado voluntariamente la inspección para obtener el CSC. El App también permite identificar a través del GPS los locales con la certificación que están más cerca de su ubicación.