Cecilia López.19 septiembre

El gin-tonic es la nueva tendencia a la hora de ordenar tragos y, sin importar su alto precio, cada vez son más las personas que se unen al club de amantes de la ginebra, pero son muy pocos los que se atreven a prepararla en casa por temor a fallar en el intento. Estas son algunas claves para preparar un Gin Tonic perfecto, desde la cocina de su hogar:

Copa amplia: Esta bebida nunca debe servirse en vasos de tubo, ya que no permiten colocar el suficiente hielo y es tan estrecho que no permite disfrutar los diferentes aromas que se pueden encontrar. Siempre se debe utilizar una copa de boca ancha o de balón.

Además de permitirnos percibir mejor los aromas de la bebida, las copas de boca ancha o de balón nos permite agarrar la copa sin calentar la bebida, para disfrutar plenamente su frescura.

Hielo consistente: Aunque no lo creamos, el hielo es muy importante a la hora de preparar Gin Tonic. Este debe ser grande, duro y grueso para no aguar la bebida. Es recomendable utilizar el hielo industrial que se puede conseguir en los supermercado, el cual se realiza a baja temperatura y con agua purificada.

Es importante que el hielo no sobresalga por encima de la copa, debemos utilizar lo suficiente para que la copa esté fría, pero no en exceso para no dificultar la bebida. Con 3 o 4 cubos de hielo es más que suficiente.

25/04/2018. Escuela Sabores. Bebidas Gin Tonic. En la foto Gin Basil y Perfect Gin. Fotos Melissa Fernández Silva
25/04/2018. Escuela Sabores. Bebidas Gin Tonic. En la foto Gin Basil y Perfect Gin. Fotos Melissa Fernández Silva

La ginebra: Hoy en día es difícil escoger una ginebra, entre el montón de variedad que se pueden encontrar. No obstante, todas son muy parecidas, todo es decidir la función del combinado que queramos darle, ya que existen más secas, frutales, florales e incluso para celíacos.

Esta es el ingrediente clave, por lo que la medida debe ser exacta y lo recomendable es que basta con un vaso de shot de 4 o 5 cl.

El agua tónica: Aunque encontremos mucha variedad de tónicas aromatizadas, lo aconsejable es utilizar una que no sea tan aromatizada, para no tapa el sabor de la ginebra.

A la hora de servirla, debemos procurar que la tónica se encuentre fría, en cuanto más frías, mejor se disuelve el gas. Además, debe servirse con cuidado, dejarla caer suavemente a través del último hielo de la copa.

Aromatizar: La ginebra ya tiene su propio perfil aromático, por lo que es mejor añadir pocas especias, para no tapar el sabor. Esta se puede decorar con una piel de cítrico, fresca y jugosa, tal y como una rodaja de limón y otra fina de jengibre.

Disfrutar: Una vez lista se puede dejar reposar unos 30 segundos para que se terminen de mezclar los sabores y aromas, para finalmente disfrutarlo.