Por: Andrea González Mesén.  9 agosto

De afuera pareciera ser una ventanita donde venden comida, sin embargo, el rótulo con una zeta y una cola de pez evidencia que ahí hay algo más por descubrir: se trata de la marisquería Zompopillas.

Solo dar el primer paso dentro de aquel inmueble es suficiente para sorprenderse. La decoración es única, creativa, alegre. Los muebles tienen el equilibrio perfecto para pasarla bien con los amigos, una tarde con la familia o hasta una cita romántica.

Quizá lo que más puede sorprender son sus murales, dos paredes que cuentan un poco San Francisco, California, la ciudad de origen de uno de los propietarios.

Le recomendamos ir a probar el ceviche, un plato emblema de los famosos Zompopas de Ciudad Colón. De hecho, el otro socio del restaurante es justamente un heredero de la familia Féliz Mendoza, mejor conocida como Zompopilla, de ahí el nombre del lugar.

Este restaurante está abierto todos los días, excepto el martes, de 11:30 a. m. a 10:30 p. m. Para más información puede llamar al teléfono 2282-5330.