Mónica Morales.29 octubre

Según datos del Índice Global de Emprendimiento 2018 elaborado por el Instituto de Emprendimiento y Desarrollo Global (GEDI, por sus siglas en inglés), Costa Rica es el sexto país más emprendedor a nivel latinoamericano, y el 56 a nivel mundial, lo que lo coloca entre la vanguardia en este tipo de desarrollos empresariales.

No obstante, diversos estudios estiman que casi un 80% de los emprendimientos que se crean en el país no superan los tres primeros años de vida en el mercado, lo que resulta una cifra preocupante.

¿Por qué se da esto? De acuerdo con Ana Alfaro de You Pura Vida y mentora de emprendedores, una de las razones principales que lo provoca es la falta de conocimientos que tiene las personas sobre el negocio que desean crear y de los pasos y estrategias que deben seguir para poner en marcha su emprendimiento.

¿Cómo iniciar un emprendimiento?

Para la directora de You Pura Vida, iniciar un emprendimiento no requiere de grandes cantidades de dinero. Sin embargo, si es muy importante tener claro qué deseo hacer, es decir, en qué consiste mi idea de emprendimiento; hacer una lista de qué necesito para llevarlo a cabo, de eso qué tengo ya y qué debo conseguir o puedo canjear con otras personas mediante alianzas. Con estos dos primeros puntos, puedo echar a andar mi emprendimiento.

“Una vez que tengo esto definido, se tendrá un panorama mucho más claro de cómo puedo encaminar mi negocio”, señaló Alfaro.

Además, de tener claro esos dos puntos anteriores, Alfaro recomendó 7 pasos a seguir:

1. El primer paso para emprender que el emprendedor se base en sus talentos. Emprender por oportunidad da poca garantía de éxito en el futuro, no porque el producto sea malo o porque no exista mercado para ello, si no que el emprendedor tiene un alto riesgo de cansarse rápido de hacer lo que no disfruta, no es su pasión, por lo tanto, cuando llegan los momentos difíciles del emprendimiento es probable que el emprendedor desista y cierre.

2. Investigar en el mercado sobre necesidades, problemas, “dolores”, que el emprendedor pueda resolver con la puesta en marcha del desarrollo de sus talentos. Dicha investigación se puede realizar por medio de internet y redes sociales. Es importante definir el nicho o “cliente estrella” al que se le puede ofrecer un gran beneficio en su vida cuando utilice lo que le queremos ofrecer.

3. Analizar que está haciendo la competencia. Definir qué elementos diferenciadores daremos respecto a ellos para que el cliente nos elija a nosotros como su mejor opción.

4. Una vez hecho lo anterior, se diseña el producto o servicio a la medida del cliente estrella. No hacemos lo mismo que hace la competencia, lo hacemos diferente, irrepetible en la medida de lo posible. Esto no requiere mucha inversión. Requiere creatividad. En ocasiones una llamada, un correo, seguimiento, un pequeño detalle, una regalía no esperada, puede hacer la diferencia.

5. Diseñar la estrategia para dar a conocer mi producto o servicio al cliente estrella. En la actualidad, no debemos esperar al cliente, si no que salimos al encuentro de este. Por esto es de vital importancia conocer cómo es mi cliente estrella, para saber dónde ubicarlo tanto en redes sociales como de forma personal y también que la estrategia de comunicación pueda lograr la conexión con este.

6. Es muy importante definir cómo haremos llegar nuestro producto o servicio al cliente estrella. Con facilidad, comodidad y sin complicaciones para este. Mientras más sencillo mejor.

7. Desarrollar una guía de seguimiento y base de datos de clientes potenciales para estar en constante comunicación con los clientes actuales y posibles.

De igual forma, Alfaro comentó que antes de hacer la primera inversión y dar el paso para emprender, es muy importante buscar asesoría experta, tanto de mentores o coach de emprendedores, como de instituciones públicas, con lo que se tendrá una mejor visión del proceso de emprendimiento. Además, es necesario estar anuente a aprender constantemente sobre temas de educación financiera y temas de ventas y administración.

"Recuerde, emprenda con inteligencia, sea creativo, busque la forma de hacer las cosas con lo mínimo viable, sí con excelencia pero logrando más con menos. Esta es la clave”, apunta Alfaro.

“Otro aspecto relevante es que al emprender, en la medida de lo posible, se deben evitar las deudas en los primeros años del emprendimiento. Busque como apalancarse con socios estratégicos que tengan lo que usted necesita para crear una relación “ganar-ganar”. Sea innovador y creativo. Ponga esos elementos diferenciadores en su producto o servicio que lo harán destacarse de la competencia. Las grandes empresas iniciaron con una idea desarrollada con lo que estaba a la mano. Una vez probado el mercado y perfeccionado el producto o servicio, se pueden seguir nuevas estrategias para hacer crecer aún más el emprendimiento, como la utilización del networking, por ejemplo”, señaló Alfaro.