Cecilia López.21 noviembre, 2018

Durante los últimos meses del año, tiende a aumentar el consumo de los hogares, impulsado por las ofertas disponibles en los comercios de todo el país y por una mayor disponibilidad de dinero -liquidez-, gracias al pago de aguinaldos o bonos.

Para mantener las finanzas sanas y evitar la famosa “cuesta de enero”, los expertos recomiendan a los consumidores manejar adecuadamente su presupuesto.

Si el consumidor ya tiene definido el porcentaje que puede destinar a las compras y los gastos del mes, ordinarios y extraordinarios, puede aprovechar, incluso, los beneficios que ofrecen los productos y servicios bancarios.

“Las tarjetas de crédito, por ejemplo, si se utilizan de manera responsable, ofrecen múltiples beneficios a los usuarios. Contrario a lo que muchos creen, en lugar de ser un dolor de cabeza, este plástico puede ser un aliado para su economía”, explicó Humberto Barquero, Gerente de Tarjetas de Scotiabank.

Tome en cuenta los siguientes consejos para utilizar su tarjeta de crédito de forma responsable y sacar provecho de las ventajas que ofrece este plástico.

  1. La tarjeta de crédito se puede utilizar para los gastos fijos u ocasionales. Lo más importante es tener presente las fechas de corte y de pago para no generar intereses moratorios que aumenten la deuda. La fecha de corte es el día del mes que se toma como referencia para reflejar los consumos, cargos y pagos que se realizaron en el último mes. A partir de esta fecha, tiene 21 días para pagar el monto adeudado, sin intereses.
  2. Aproveche la opción para pagar en cuotas a 0% interés en plazos de 3, 6 y 12 meses, así, en lugar de cancelar el monto total de contado, el cliente puede pagarlo en tractos, sin pagar intereses. Asegúrese de que dispondrá del dinero necesario para cubrir mensualmente el compromiso adquirido.
  3. Elija los hoteles, restaurantes y comercios que le ofrecen descuentos por el pago con su tarjeta de crédito. Esto le permitirá ahorrar dinero.
  4. Conozca el programa de lealtad ligado a su tarjeta de crédito (cashback, puntos o millas). En el caso de los puntos y millas, se acumulan al pagar con sus tarjetas -por cada dólar o su equivalente en colones- y luego pueden canjearse por diferentes productos y/o servicios. Por su parte, el cashback significa que el banco devolverá al cliente un porcentaje del dinero invertido en compras. Incluso, existen la posibilidad de ligar el cashback a programas de ahorro.
  5. Revise constantemente sus gastos y organice su presupuesto, la salud financiera empieza por no gastar más de lo que sus posibilidades de ingreso permiten.
  6. Si desea adquirir un artículo o un servicio, hágase la siguiente pregunta: ¿esto es algo que deseo o es algo que necesito? Si es un deseo, lo recomendable es posponer la compra y ahorrar el dinero necesario para comprarlo en otra ocasión.
  7. Proteja su tarjeta con un seguro para evitar ser víctima de fraudes.

“No hay que consumir más allá de lo que permite nuestro presupuesto. La clave para aprovechar todos los beneficios de una tarjeta de crédito está en ser capaces de organizar de manera saludable los pagos del mes, y cancelar de forma puntual el pago correspondiente de la tarjeta para evitar cargos extraordinarios”, agregó Barquero.