Redacción Perfil.4 mayo

Liderazgo es una palabra fundamental en cualquier esfera de la vida ya que nos refiere a distintos aspectos que se asocian con el éxito. El concepto toma singular relevancia en tiempos de crisis como el que afrontamos en este momento. Por esa razón, frente a las diversas situaciones que enfrentamos como sociedad, resulta imprescindible la presencia de líderes que conduzcan o guíen a los diferentes grupos u organizaciones, tanto familiares como institucionales o empresariales.

Frente a la enorme incertidumbre del mercado y el gran reto de ser un referente positivo, resulta indispensable para las empresas la presencia de líderes que con gran asertividad guíen a los diferentes grupos. Es aquí donde el liderazgo consciente toma un gran valor.

El líder tiene la capacidad de influir en otros para que de forma voluntaria y entusiasta trabajen por un objetivo común, “pero en el liderazgo consciente se influye con consciencia de lo que uno está haciendo, pensando y sintiendo”, explicó Rodolfo Carrillo, presidente de SER Consultores. La diferencia entre ambos conceptos radica en el conocimiento que tiene el líder consciente de lo que está pasando dentro de sí, y como eso que sucede dentro está influenciando a otros, de está manera puede “administrar” lo interno y así maximizar la influencia en su equipo.

“Yo como líder puedo decir las palabras correctas, y tener la postura correcta, pero si no lo estoy sintiendo, si mis pensamientos y emociones no están alineados con el mensaje, el que lo recibe, percibe la falta de autenticidad y por ende no funciona o tiene menor influencia”, añadió el experto.
Hacia metas comunes

Sin lugar a dudas, el trabajo en equipo es la base del desarrollo y éxito de las empresas, resulta por lo tanto importante desarrollar esta habilidad. Más aún en tiempos de crisis, donde se hace indispensable visibilizar las mejores estrategias para cumplir las metas.

En referencia a esto, el especialista comentó: "las empresas buscan que las personas que dirigen equipos sean auténticos líderes, que se conocen a sí mismos, comprenden a las personas que los rodean y su entorno, que inspiran a los demás y estos a la vez, los siguen, creen en ellos. Se puede influir desde el miedo, pero la gente sufre en el camino, la nueva definición de buen líder tiene que ver con que la gente no solo alcance el objetivo sino que se sientan bien y a gusto en todo el proceso, el buen líder va a influir en los otros para cumplir las metas desde el bienestar”.

Carrillo dijo que "para potenciar estas habilidades se debe enseñar a percibir el mundo interno: qué estoy pensando, qué estoy sintiendo y qué estoy haciendo, es así como en medio de la crisis se gestionan las emociones y los pensamientos para mantenerse enfocado en las metas por alcanzar. La clave de esta premisa consiste en darse cuenta de los efectos internos que genera la incertidumbre para aceptar y buscar los medios idóneos para superar la crisis y reenfocar tanto la emoción como el pensamiento para alcanzar los objetivos establecidos".

En tiempos de crisis es importante mantener una conexión íntima y comunicación abierta entre los equipos, es precisamente aquí donde conscientemente el líder debe buscar espacios para generar estas condiciones.

Aún en situaciones tan diversas como contrastantes, el líder debe tener muy clara la estrategia a seguir. "Promover el bienestar de los miembros del equipo es una premisa y para lograrlo deben sentirse escuchados, conectados, y también la conexión humana”, apuntó el consultor.

Por otra parte, en cuanto al llamado a la calma, el especialista enfatiza que debe percibirse sinceridad, la posibilidad de hablar abiertamente de donde se está y a donde se quiere llegar, y más aún en tiempos, como el actual, de una mayor incertidumbre general. Por lo tanto, la comunicación transparente y con mucho tacto, debe ser uno de los pilares del equipo, ya que la desinformación tiende a generar ansiedad.

La generación de espacios de conexión es necesaria y con un grado de frecuencia bastante cercano, por lo que las video llamadas vienen a constituirse necesariamente en un elemento de uso constante. Se trata de crear el entorno laboral donde existan los espacios que generen intimidad, humanidad y vinculación entre todos. No todo debe ser trabajo, se debe contemplar la integridad de la condición humana (pensamiento, emociones, hábitos y condiciones o entorno).

El enfoque del liderazgo consciente abarca todas las esferas laborales de la empresa, pero nace y se dirige desde gerencia, de manera que se convierte en un tema integral, es parte de los valores de la compañía. Es así como frente a los nuevos desafíos, como el teletrabajo, surge el reto del aprendizaje, para conseguir las metas trazadas pese a la distancia física y la incertidumbre que genera al principio.

“La clave está en entender que el teletrabajo no produce un distanciamiento físico per se, sino que la cercanía entre compañeros puede darse aún cuando existe distanciamiento físico, de igual manera que se puede estar sentados a la par todos los días y no tener mayor acercamiento. La conexión es inherente a la intimidad, y para generarla se deben crear esos espacios abierta y conscientemente para poder externar nuestras inquietudes y sentimientos”

El liderazgo consciente es traer la mirada hacia adentro para darse cuenta desde dónde el líder se está presentando y actuando ante el resto. Al desarrollar las habilidades de auto-gestión, al líder se le facilita adaptarse a las condiciones externas para poder seguir guiando a su equipo y/o compañeros. Sin las herramientas de auto-gestión, se vuelve muy complicado gestionar el cambio y la incertidumbre que actualmente vivimos. Es por eso que, es el líder consciente quién está llamado a guiar en estos tiempos.

Beneficios efectivos

Marcar la diferencia y constituir a cada equipo en uno ganador, es el resultado de un liderazgo consciente y motivador que resulta fundamental en la consecución de los objetivos empresariales, y el bienestar de las personas de ahí que se pueden mencionar los beneficios que se obtienen a través la implementación de esta estrategia.

- Genera mayor efectividad: Empodera a su equipo, convirtiéndolos en impulsores del cambio y la innovación en la empresa. Como resultado, aumenta la satisfacción a nivel laboral y mejora los resultados.

- Genera relaciones regenerativas: de mutuo beneficio y crecimiento Se enfoca en promover el trabajo en equipo y la cooperación para el desarrollo conjunto.

- Desarrolla el talento: Un buen líder sabe que la diferencia en las empresas es el componente humano y que hay que cuidarlo. Este reconocimiento produce más felicidad y bienestar para todos lo que redunda en mayor efectividad empresarial.

- Adaptación a los cambios: Asumir diferentes roles de forma productiva es otro resultado del enfoque de liderazgo consciente, de manera que nuevas tendencias como el Tele- trabajo se implementan sin oponer resistencia.

- Produce satisfacción para el líder: Pues le permite actuar desde un estado de alineamiento (integridad) entre lo interno y lo externo.

- Genera un mayor conexión en los equipos: Al relacionarse de una manera más auténtica se profundizan las relaciones y el compromiso resultando esto en mayor bienestar y felicidad para todos.