Nicole Vindas, Neyssa Calvo.10 julio

Una mujer apasionada, retadora y organizada, que sabe bien cómo ponerse metas y alcanzarlas. Así es María Fernanda Rothe, coordinadora de proyectos y servicios en el área de Smart Cities a nivel regional de la empresa nacional Grupo CESA, puesto que ocupa desde el 2017.

Desde siempre supo lo que quería estudiar: ingeniería industrial porque le entusiasma buscar soluciones eficientes y productivas para cualquier tipo de situación y, más aún, dar paso a lo que hoy se conoce como ciudades inteligentes. Una ciudad inteligente, o Smart City, es aquella que utiliza la tecnología y la innovación para una mayor productividad y eficiencia de los recursos, con el fin de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Precisamente, la empresa que Rothe representa brinda soluciones para Smart Cities, como parquímetros inteligentes, billetes electrónicos, seguridad de comunicación, entre otros.

Uno de los objetivos de la ingeniera es fomentar la educación social en temas de Smart Cities en las redes sociales. “Mi idea es que la población pueda comprender como las soluciones de Smart Cities aportan muchos beneficios para facilitar la vida diaria”, precisa Rothe.

A la vanguardia

A lo largo de su vida profesional ha coordinado diferentes tipos de proyectos, como instalaciones de hardware o software, soluciones de red y proyectos integrados de base de datos.

También, lidera el grupo de Innovus CESA, donde se desarrollan ideas para innovar y mejorar diferentes procesos de la empresa. Dicho grupo busca potenciar el talento humano, la creatividad, el trabajo en equipo y el liderazgo entre los colaboradores de diferentes departamentos. Desde su puesto, Rothe se preocupa por incrementar la motivación e identidad de la empresa. Asimismo, estudia y mejora los procesos actuales dentro de la empresa, para hacer más eficiente el que hacer diario y para generar un ambiente laboral más agradable para todos los colaboradores.

¿Cuál ha sido la clave de su éxito? Su respuesta es simple y directa: tener una buena actitud y dar la milla extra en busca del éxito.

Rothe afirma que es fundamental tener un “norte” bien definido, en especial cuando se trabaja con iniciativas sensibles, de gran importancia para la empresa y la sociedad.

En su opinión, es fundamental la organización, los objetivos claros y esforzarse por alcanzarlos, en cualquier área que se trabaje. “Estamos en tiempos difíciles, pero también de grandes oportunidades de crecimiento, solo hay que encontrarlas y trabajar por ellas”.