Francella Madrigal.21 junio

A partir del 1 de julio de este año, en el país entrará a regir uno de los principales cambios que trae consigo el Plan Fiscal: el cobro del Impuesto al Valor Agregado (IVA.

Se les debe poner mucha atención y actuar de forma pro activa y preventiva, para que sus operaciones no lleguen a verse afectadas negativamente ni pongan en riesgo la existencia de su negocio.

De acuerdo con Ana Alfaro, fundadora de You Pura Vida y experta en temas de emprendimientos, las pequeñas y medianas empresas (PYMES) son uno de los sectores de la economía que enfrentará más retos al implementar este nuevo impuesto.

9 recomendaciones principales

1. Se debe revisar cómo está funcionando actualmente su emprendimiento y hacer una reingeniería de su modelo de negocios. Un negocio que se adapta al cambio está listo para resistir a cualquier tormenta. Un error grave que cometen muchos dueños de negocio es resistirse a los cambios en lugar de ir a la delantera de lo que sucede en el entorno.

2. Revisar con mucho cuidado la Ley (Ir aquí a la Ley) y verificar qué puntos y porcentajes de impuestos aplican directamente al producto o servicio que su negocio realiza. Si el tema se le dificulta, consulte a su contador de confianza y empápese del tema.

3. Revise los costos de producción de su emprendimiento. Muchas personas no saben cuánto les cuesta producir 1 unidad de su producto o servicio y esto es un error grave. Saber sus costos reales y cómo cambiará con la entrada en vigencia del IVA, le permitirá tomar decisiones sobre el precio de venta para realizar los ajustes necesarios.

4. Reduzca al máximo posible los costos innecesarios. Analice cuáles gastos de su emprendimiento son necesarios y cuáles no. Elimine los que no le dan valor agregado a su producto o servicio.

5. El tiempo es dinero. Por eso es tan importante la eficiencia en todos los procesos. Crear alianzas con otros emprendedores y buscar disminuir los costos del tiempo, sin poner en riesgo la excelencia, servicio al cliente y calidad, sacará lo mejor de las capacidades del emprededor, del mismo negocio y le ayudará a mejorar.

6. Busque darle valor agregado innovador a su producto o servicio. Algo que no requiera mucha inversión, pero que sí impacte y sea muy atractivo para el cliente. Esto le hará resaltar en medio de la competencia. El valor agregado es ese plus que tiene mi producto o servicio, que no brinda igual la competencia y que me hace único en el mercado.

7. Los emprendimientos que logren ser más eficientes y se adapten no sólo a los nuevos impuestos, sino que también se incorporen de forma pro-activa a la comunicación y ventas en línea, utilizando redes sociales y página web, lograrán sobrevivir a este proceso inevitable de cambio con mayor facilidad. Los patrones de consumo han cambiado.

8. Ahora más que nunca el emprendedor debe manejar al dedillo las finanzas de su negocio. La contabilidad no es solo para presentar declaraciones, es para la toma de decisiones oportunas.

9. Recuerde: preocuparse no es la mejor opción, ocuparse sí. La historia está marcada por cambios, sean o no de nuestro agrado o aceptación. Los que triunfan son aquellos que logran superar los retos que surgen día con día.

Pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA)

Alfaro explicó, además, que es importante que la persona tenga en cuenta que el principal cambio contable con la entrada en vigencia del Plan Fiscal, es que todos los meses el emprendedor (persona física) o sociedad (persona jurídica), inscrita ante la Dirección General de Tributación Directa como contribuyente, deberá presentar la Declaración de Impuestos Sobre el Valor Agregado (IVA) a la Dirección de Tributación Directa antes del 15 de cada mes con el dato total del mes cerrado anterior.

“Es decir, si realizaron ventas grabadas por el IVA durante julio, deberá presentar su declaración del impuesto de ese mes, a más tardar, el 15 de agosto. Así sucesivamente cada mes. Si no se facturó nada durante el mes, igualmente la declaración se debe presentar en cero, porque la no presentación provoca una multa alta por incumplimiento en la presentación de declaraciones de impuestos”, dijo la directora de You Pura Vida, quien añadió que el IVA será del 13%.

Es muy importante tener en cuenta que todos los contribuyentes pasarán de forma automática a tener la obligación de presentar la declaración del IVA y pagar lo que corresponda por este impuesto. Esta declaración se realiza a través del sistema de Administración Tributaria (ATV) del Ministerio de Hacienda (https://www.hacienda.go.cr/ATV/Login.aspx)

Mayor control de sus facturas

Todos los emprendimientos cuyo dueño se encuentre inscrito en el Ministerio de Hacienda, deberá cobrar el IVA en cada factura que realice por la venta de productos o servicios a sus clientes y cada mes deberá trasladar esos montos del impuesto al Ministerio de Hacienda.

Un ejemplo de un servicio que antes no estaba gravado por el Impuesto sobre las ventas y ahora sí, son los servicios contables. Partamos del caso que el contador cobró por una certificación de ingresos 100.000 colones:

Ejemplo de factura con IVA
Ejemplo de factura con IVA

Alfaro señaló que es importante que el emprendedor controle el IVA de las facturas por ventas de productos o servicios y que el IVA se pague a los provedores, ya que el impuesto a pagar a Hacienda se da por la resta entre el IVA por ventas y el IVA por las compras realizadas.

Cabe resaltar que para fines del IVA, este se aplica por compras para producir el producto o servicio. Por lo que no aplican para esta declaración los gastos deducibles habituales para el Impuesto Sobre la Renta, como electricidad, por ejemplo.

Otro detalle importante es que la facturación electrónica en la actualidad permite aún más el control del Ministerio de Hacienda sobre los montos declarados por cada contribuyente, “así que es importante cambiar la mala costumbre de evadir impuestos. También debemos ser mucho más ordenados y transparentes al declarar y pagar mes a mes el IVA”, dijo Alfaro.

“Es muy importante acostumbrarse a separar los dineros diariamente que corresponden al IVA para que cuando se realice la declaración y se requiera realizar el pago, el dinero esté reservado. Esto evita que se gaste en cosas distintas. Son pasos sencillos y básicos, pero poco practicados y es por ello que muchos acumulan deudas con el fisco por el manejo inadecuado de las finanzas”, concluyó Alfaro.