Mónica Morales.14 octubre

A pesar de que Costa Rica es uno de los países con mayor tasa de emprendimientos a nivel regional, una de las principales razones que aducen los costarricenses para no iniciar su propio negocio es la falta de dinero para realizar la inversión inicial que deben realizar para abrir el negocio.

Así lo mostró la última Encuesta Global de Emprendedores realizada por la empresa Herbalife, y conducida por OnePoll, en 24 países a nivel mundial, en donde el 68% de los encuestados que dijeron que sí desean emprender consideran que la principal barrera para hacerlo precisamente es el costo inicial del negocio.

A pesar de esto, para Ana Alfaro, mentora de emprendedores y directora de You Pura Vida, iniciar un emprendimiento con poco dinero o inversión inicial sí es posible, ya que existe una gama de posibilidades para arrancar un emprendimiento “con lo que tenemos a mano”.

“Por ejemplo, usted conoce a una persona o empresa que fabrica un producto o brinda un servicio excelente y que puede vender más de lo que ya vende. Quizás por dedicarse a producir, a este dueño de negocio se le estén escapando muchas ventas. ¿Cómo empezar un emprendimiento en este caso sin dinero? Usted puede ir con esa empresa o dueño de negocio y hacer una alianza o convenio. Usted se compromete a buscarle nuevos clientes y a cambio recibe una comisión por ello. Es decir, acaba de iniciar su emprendimiento como “agencia de ventas” sin dinero”, comentó Alfaro.

Agregó que otros ejemplos de emprendimientos que pueden iniciar con una muy baja inversión inicial son: negocio de paseo de perros, en donde con una página de redes sociales se puede iniciar a promocionar el negocio; tutorías de materias de colegio a domicilio, en donde, aparte de la preparación comprobada en la materia de la tutoría, solo se necesita tener el conocimiento para impartir lecciones a domicilio.

¿Cómo iniciar un emprendimiento con poca inversión inicial?

Para la directora de You Pura Vida, si se tiene poco capital para iniciar un negocio, es importante analizar qué deseo hacer, en qué consiste mi emprendimiento, hacer una lista de qué necesito para llevarlo a cabo, de eso qué tengo ya y qué debo conseguir o puedo canjear con otras personas; es decir, obtener a través de alianzas.

“Una vez que tengo esto definido, se tendrá un panorama mucho más claro de qué cosas necesito para emprender, y cuáles tengo ya y cuáles otras debo conseguir. Así puedo definir el monto inicial de dinero que necesito par mi negocio. En este punto, podemos darnos cuenta que realmente no necesitamos realizar una gran inversión para iniciar mi negocio, sino que puedo hacerlo con lo que ya tengo”, señaló Alfaro.

Una vez que el emprendimiento empieza a operar, hay que tomar varias precauciones para que el emprendedor no se vea agobiado por la falta de dinero al inicio.

Reinvertir las ganancias en el negocio es vital para poder crecer

Es muy importante separar las finanzas del negocio con las finanzas personales; además, invertir y reinvertir el dinero que va entrando se debe contemplar en la estrategia del negocio, ya que si tenemos poco dinero, el reinvertir las ganancias en el negocio es vital para poder crecer. “Algunos apenas reciben ingresos los gastan en los primero que aparece y así no es posible crecer”, comentó la directora de You Pura Vida.

Agregó que tener un plan de crecimiento con metas de ventas establecidas y el comportarse como si fuera una gran empresa aunque esté iniciando, son dos aspectos fundamentales para contrarrestar el poco capital inicial con que se arranca el negocio.

En cuanto a la incorporación de colaboradores, Alfaro recomienda que al inicio del emprendimiento no se contrate personal a través de planilla, sino que se haga mediante servicios profesionales, que ganen en proporción a los resultados obtenidos.

Por otra parte, si se debe contratar proveedores, es importante revisar muy bien si hay ofertas o promociones que el emprendimiento pueda aprovechar; además, hay que analizar si es indispensable tomar dichos servicios o se puede resolver la necesidad de otra forma.

Hay que llevar en orden las finanzas del negocio

La experta en emprendimiento señaló algo muy importante es que el emprendedor debe tener muy clara la relación ingresos versus gastos de su negocio.

Llevar en orden las finanzas del emprendimiento le dará los datos que necesita para saber cuándo puede asumir más gastos o cuando puede volver a invertir

“Sus números claros serán la herramienta de oro para un crecimiento sano y sostenido. Irnos de viaje sin saber con cuánto contamos para financiar el viaje, es simplemente una locura. No haga lo mismo en su vida personal o de emprendimiento”, afirmó Alfaro.

Agregó que para mantener sanas las finanzas de la empresa, una forma de hacerlo es que cuando ya el negocio cuente con ganancias, se puede utilizar un método muy sencillo para distribuirlas.

“Tome la utilidad (ingresos menos gastos) y divídala en 3 partes: ahorro (para ir construyendo tranquilidad financiera), reinversión (para crecer paso a paso) y rendimientos (dividendos) para el dueño de negocio”, explicó Alfaro.

“Recuerde, emprenda con inteligencia, sea creativo, busque la forma de hacer las cosas con lo mínimo viable, sí con excelencia pero logrando más con menos. Esta es la clave”, afirmó Alfaro.